Coche de la Policía Local. - Ayuntamiento de Córdoba

Adentity

banner-cordoba-digital

Dobuss

Bebrand

EP. – El delegado de Presidencia, Seguridad, Vía Publica y Movilidad del Ayuntamiento de Córdoba, Miguel Ángel Torrico, ha informado de que la Policía Local ha intensificado este fin de semana la vigilancia en algunas plazas que «estaban controladas de forma ilegal» por gorrillas para el aparcamiento de los coches, todo ello «a iniciativa propia» y también «con denuncias de vecinos».

En rueda de prensa junto a la primera teniente de alcalde y delegada de Turismo y Desarrollo Económico, Isabel Albás, el concejal ha explicado que «estas personas son muy ágiles en sus movimientos», de manera que «se pillan ‘in situ’ ejerciendo la actividad, o es muy complicado luego que si no hay denuncia previa se pueda actuar contra ellos», ha aseverado.

Preguntado por si se va a llevar el control a distintas zonas o se esperará a denuncias de los vecinos, Torrico ha asegurado que «hay una vigilancia permanente por parte de la Policía Local de todas las actividades que no son legales», por lo que «si se encuentra a alguien ejerciendo esa actividad de forma ilegal, se actuará en consecuencia, como con cualquier otra actividad ilegal», ha remarcado.

Al respecto, según han adelantado otros medios de comunicación, la Policía Local ha desarrollado este domingo un dispositivo especial con una decena de patrullas en las zonas del Campo de la Verdad y Miraflores contra los gorrillas que utilizan los solares vacíos existentes como aparcamientos irregulares en estas áreas del Distrito Sur, una práctica contra la que los vecinos se han quejado en reiteradas ocasiones.

Así, el operativo se lleva a cabo en diferentes calles, como Fray Albino, Acera de San Julián, El Arenal, Carmen Olmedo Checa, Nuestro Padre Jesús de los Reyes y también en el entorno del Centro de Creación Contemporánea (C3A), donde hay varios solares que los aparcacoches utilizan de manera irregular y que sirven de reclamo para numerosos turistas que estacionan allí sus vehículos antes de acceder al casco histórico.