Vista Alegre, durante un partido. - Córdoba Patrimonio de la Humanidad

Adentity

banner-cordoba-digital

Dobuss

Bebrand

El Córdoba Patrimonio de la Humanidad, tras un fin de semana de descanso competitivo, retornará el hoy a las 21.00 horas al parqué para medirse a domicilio al Servigroup Peñíscola FS. Los blanquiverdes, pese a las buenas sensaciones desprendidas en los últimos encuentros, buscarán en tierras levantinas reencontrarse con un triunfo que le es esquivo desde la segunda jornada, fecha en la que derrotaron, también como foráneos, al Levante UD. Pero no será fácil. Los capitalinos visitarán a un cuadro local aguerrido que, pese a sumar un punto menos en la clasificación, viene de vender muy cara su derrota (2-1) en la pista del Palma Futsal, uno de los pesos pesados de la 1ª División.

Los hombres de Maca tratarán de endulzar el mal sabor de boca que dejó la última derrota en la pista del Viña Albali Valdepeñas (4-1). Jesús Rodríguez será baja obligada por sanción tras su expulsión en el Virgen de la Cabeza. La otra gran novedad del grupo de expedicionarios que partió en la matinal del jueves la representa Cristian Cárdenas, pívot alicantino que se asoma por primera vez en lo que va de liga a una lista de convocados. Nono, ausente por lesión en la última cita oficial, también se une a la lista ofrecida por el técnico cordobés.

El preparador blanquiverde aseguró en la previa del encuentro en la localidad castellonense que el grupo «ha llegado fresco y dispuesto para la batalla. Ahora, tras desconectar física y mentalmente, trataremos de hacer los deberes ya que de lo contrario podemos vernos donde no queríamos. Tenemos seis puntos que nos sirven de colchón, pero esa renta se acaba. Hay que sumar en este bloque de dos encuentros ya que se trabaja mucho mejor desde esa zona media de la tabla». En relación a su rival el viernes manifestó que se trata de un conjunto «muy intenso que aprieta en zona alta durante todo el partido. No tener pérdida en dicha zona de elaboración puede ser muy importante. Es un equipo que vive mucho de la presión, del fallo del rival. Además, presenta una defensa de ayudas constantes que estamos analizando para tratar que no nos haga mucho daño».