Componentes de la Comisión del Casco Histórico, con autoridades. - Ayuntamiento de Córdoba

Adentity

banner-cordoba-digital

Dobuss

Bebrand

EUROPA PRESS.- Este lunes ha tenido lugar el el inicio de los trabajos de la Mesa del Casco Histórico, que nace con el objetivo de aportar propuestas e ideas que sirvan de base al Plan de Gestión del Casco Histórico, una herramienta que la Unesco obliga a redactar y ejecutar para garantizar la protección de este espacio.

Según informa el Ayuntamiento de Córdoba, el alcalde de la ciudad, José María Bellido, ha defendido la necesidad de actuar «entre todos» para lograr «el objetivo común de preservar un legado patrimonial que es de toda la humanidad, con un modelo de gestión en el que estén representados los que forman parte activa de esta zona monumental que nos proyecta al mundo y en la que residen miles de cordobeses».

«El casco histórico de Córdoba contará con un plan de gestión adecuado a su realidad cultural, vecinal y social durante el actual mandato municipal, dando cumplimiento a la demanda que realiza la Unesco, institución que supervisa cómo protegernos los bienes declarados patrimonio de la humanidad», ha resaltado Bellido.

Por su parte, la teniente de alcalde de Casco Histórico, Laura Ruiz, ha defendido que «arranca un proyecto de revalorización y protección del casco histórico que exige de estudio y reflexión, así como del plazo necesario para su debate por todos y el compromiso de toda la sociedad, es decir, vecinos, administración, entidades y organismos públicos y privados».

En este sentido, ha avanzado que la Mesa del Casco Histórico «debe trabajar con la mirada puesta en un plan que se acerque al patrimonio, desde el reconocimiento de su vinculación con otras disciplinas, especialmente el urbanismo, la economía, el comercio, el turismo, las Tecnologías de la Información y del Conocimiento, y los factores medioambientales, de salud».

La delegada de Casco Histórico ha revelado que se creará un órgano municipal que trabajará en el desarrollo de este proyecto, que estará integrada por los ediles responsables de las áreas de Casco Histórico, Urbanismo, Cultura, Infraesctructuras y Turismo. «Un órgano ejecutivo que contará con el asesoramiento de un consejo técnico sobre Patrimonio de la Humanidad que se constituirá en breve», según ha recalcado.

La Mesa se ha constituido con la presencia de una treintena de representantes de asociaciones vecinales del casco histórico, de la Confederación de Empresarios de Córdoba (CECO), de asociaciones de empresarios de hosteleria, comercio y construcción, además de colectivos de artesanos, asociaciones de padres y madres de alumnos centros públicos y concertados, de los guías e informadores turísticos, y de representantes de Obispado y del Cabildo Catedralicio.