Encuentro Internacional sobre oclusiones coronarias, celebrado en el Reina Sofía. - Junta de Andalcía

Adentity

banner-cordoba-digital

Dobuss

Bebrand

EUROPA PRESS. – Los cardiólogos del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba logran una tasa de éxito superior al 91% en intervenciones coronarias complejas (oclusiones crónicas), unos datos «muy positivos, ya que hace diez años esta cifra se situaba entre el 60 y el 70 por ciento», lo que implicaba que en los casos en los que no se conseguía corregir el problema, el paciente tenía que volver a ser intervenido o someterse a otros procedimientos.

Según ha indicado la Junta de Andalucía en una nota, así lo ha dado a conocer el director de la Unidad de Cardiología del hospital, Manuel Pan, en la cuarta edición del curso internacional que durante dos días reúne en el hospital a unos 70 cardiólogos de todo el mundo.

El servicio de Cardiología del hospital cordobés, junto con los servicios de Cardiología de los hospitales de Bellvitge y Sant Pau, han organizado este encuentro para abordar algunas de las lesiones más complejas del intervencionismo cardíaco como son las oclusiones coronarias crónicas, que representan el diez por ciento de las enfermedades que los cardiólogos cordobeses corrigen en las salas de hemodinámica del hospital, a través de cateterismos.

Entre este jueves y viernes, los cardiólogos asisten a la realización de ocho casos clínicos complejos en directo, que podrán seguir desde el salón de actos, de la mano de los principales referentes mundiales en la materia como son Yoshihisa Kinoshita (Japón), Alexandre Avran (Francia), Lorenzo Azzalini (USA) y Mauro Carlino (Italia), entre otros. Además, conocerán las principales novedades en el abordaje de estos casos, gracias a las conferencias que cierran cada uno de los cuatro bloques que establece el programa.

El servicio de Cardiología del Hospital Reina Sofía es referente en el abordaje de estas malformaciones que se producen cuando una arteria sana presenta un tramo de fibrosis o calcificación que impide la comunicación.

«Se trata de casos complejos porque las calcificaciones que presentan los enfermos suelen ser lesiones de larga duración, que son difíciles de diagnosticar», ha explicado el director de la Unidad de Cardiología y organizador del curso, Manuel Pan.

Concretamente, los cardiólogos del hospital atienden una media de 104 casos al año, procedentes de cualquier provincia andaluza. Esta actividad asistencial, según ha señalado el responsable de Cardiología del hospital cordobés, «nos obliga a estar a la vanguardia en la incorporación de los nuevos tratamientos de cardiología intervencionista y compartir nuestros conocimientos en encuentros de este tipo para revisar las últimas novedades, ya que estos encuentros son una oportunidad para la práctica y la depuración de estas nuevas técnicas».