Alcázar de los Reyes Cristianos. - Europa Press

Javier Collado

Bebrand

EP. – La Delegación de Turismo del Ayuntamiento de Córdoba remitirá esta misma semana a contratación el pliego técnico relativo al espectáculo de luz y sonido del Alcázar de los Reyes Cristianos.

Debido a que desde el anterior equipo de gobierno «no se había realizado ninguna actuación para el mantenimiento del espectáculo», se tomó la decisión de realizar una contratación menor por el máximo tiempo que permitía el importe del contrato (dos meses), al objeto de garantizar «al menos» la cobertura del periodo de verano y disponer de tiempo para la preparación de la documentación técnica del expediente de contratación, tal y como ya se informó con anterioridad.

Esto significa que a mediados del mes de octubre finalizará el contrato puente de dos meses, un extremo sobre el que ya se pronunció la delegada de Turismo, Isabel Albás, el pasado 8 de agosto en una comparecencia ante los medios en el propio Alcázar, según recuerda el Consistorio en una nota.

Entonces, Albás ya dijo que el equipo de gobierno iba a hacer «lo imposible» porque no hubiera un parón, pero que no lo podía asegurar dado que el gobierno anterior había dejado «todo sin hacer» al respecto. Así las cosas, y pesar de que los trámites del nuevo pliego y del estudio económico y de viabilidad se han llevado a cabo durante el verano, «no nos han dejado margen y es imposible que hayamos actuado con más rapidez».

Desde la Delegación de Turismo se ha estado trabajando para agilizar los trámites al máximo y, así, se ha justificado la urgencia en el expediente de contratación y se ha redactado toda la documentación necesaria para la licitación, de manera que a lo largo del ejercicio 2019 el nuevo espectáculo pueda estar adjudicado.

En cuanto a la nueva contratación, se ha optado, debido a la situación actual del espectáculo y a las continuas necesidades de mantenimiento, por una modalidad de contratación en la que la gestión del espectáculo nocturno sea realizada por una empresa y pueda abarcar los siete días de la semana a cambio del abono de un canon a la administración que aún no está fijado.