Javier Collado

Dobuss

La provincia de Córdoba ha finalizado el mes de septiembre con datos positivos en cuanto a desempleo se refiere, un total de 1.038 parados menos en este mes, lo que supone un descenso del desempleo en la provincia del 1,47% con respecto al mes anterior. Así lo ha comunicado el Ministerio de Trabajo en la mañana de hoy, publicando los datos oficiales de parados registrados en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo (SEPE) de este último mes de verano.

Este descenso de la tasa de paro en Córdoba supone también un descenso del número de empleados a nivel anual, es decir, en el último año, la provincia ha sufrido una bajada del 5,40% en el número de parados o, lo que es lo mismo, 3.963 desempleados menos con respecto al año pasado.

Si hacemos referencia al desglose por sexo, siguen siendo las mujeres las que más sufren el desempleo en Córdoba, siendo más de 40.000 las que se mantienen sin empleo durante el mes de septiembre, frente a poco más de 28.000 hombres.

Del total de 69.455 desempleados que hay actualmente en nuestra provincia, 7.000 se encontraban en la misma situación en los meses anteriores, siendo los jóvenes de entre 20 y 24 años los más afectados a la hora de encontrar empleo.

En cuanto a los sectores de empleo, según los datos facilitados por el Ministerio de Trabajo, el sector Servicios sigue siendo el más azotado por el paro, mientras que la Agricultura ha sido el área donde se ha generado más empleo en Córdoba durante el mes de septiembre.

Más del 93% de los empleos generados son temporales

Por su parte CSIF ve «muy positiva» esta bajada del paro en Córdoba en septiembre, «al romper una tendencia de subida del desempleo que duraba ya cuatro meses». Aunque su presidenta, Dolores Navajas, ha hecho hincapié en la calidad del empleo que se está generando, ya que, «aunque la contratación indefinida ha crecido de una manera importante, más del 93% de los nuevos puestos de trabajo creados en septiembre son temporales».

Además, la dirigente sindical «lamenta» que los jóvenes y las mujeres «apenas hayan sido partícipes de estos buenos datos», al mismo tiempo que considera como «extraño y preocupante» que la bajada del desempleo «apenas haya tenido repercusión en una mayor afiliación a la Seguridad Social».