Portada de la Feria de Pozoblanco. - Ayuntamiento de Pozoblanco

Adentity

banner-cordoba-digital

Dobuss

Bebrand

Así lo ha transmitido el alcalde de Pozoblanco, Santiago Cabello, tras hacer balance en el día de ayer junto a su equipo de gobierno sobre la Feria de Nuestra Señora de las Mercedes del municipio cordobés, que culminó anoche su 177 edición. Según ha explicado, el impacto económico ha sido «muy positivo en la hostelería», tanto en las casetas instaladas en el Recinto Ferial como los locales del casco urbano. Además los hoteles han tenido su ocupación al cien por cien durante el fin de semana de feria.

El regidor ha calificado la feria como «una de las más multitudinarias y completas de los últimos años» y se ha mostrado satisfecho por su desarrollo. «Nuestra feria se consolida año tras año, respetando las tradiciones y a la vez introduciendo novedades con actividades participativas y para todos los públicos», ha añadido Cabello. El alcalde, que ha cuantificado en 184 las contrataciones municipales durante la feria, también ha querido felicitar a todos sus compañeros del equipo de gobierno por su implicación y dedicación durante estas últimas semanas.

Por su parte, el concejal de Festejos, Eduardo Lucena, ha celebrado el buen desarrollo de la feria en estos días. El punto de información, según ha informado el edil, ha atendido en torno a 400 personas diariamente y se han repartido más de 5.000 vasos solidarios cuya recaudación irá destinada a las causas benéficas de varias asociaciones del municipio. «Hemos conseguido una feria para todos, en la que todo el mundo tiene su espacio y su oferta de ocio», ha expresado Lucena.