El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez comparece en rueda de prensa para informar de su reunión con el Rey. - Pool Moncloa/Borja Puig de la Bellacasa

Adentity

banner-cordoba-digital

Dobuss

Bebrand

Tras la constatación por parte del Rey en la tarde de ayer tras su ronda de consultas con los partidos políticos de que no existe un candidato con apoyos suficientes para ser investido presidente del Gobierno, la sociedad española regresará a las urnas el próximo 10 de noviembre.

Después de dos meses de negociaciones, en los que, según el artículo 99.5, «si transcurridos a partir de la primera votación de investidura ningún candidato hubiere obtenido la confianza del Congresos, el Rey disolverá ambas Cámaras y convocará nuevas elecciones con el refrendo del Presidente del Congreso». Esta es la segunda vez en democracia que se aplica ducho artículo, tras la vez anterior en abril de 2016.

Los españoles, así, volverán a votar en unas elecciones generales el próximo 10 de noviembre tras fracasar dichas negociaciones. Lo harán por cuarta vez en cuatro años, tras dos mociones de censura, una de ellas prosperando y propiciando la sustitución de Mariano Rajoy por Pedro Sánchez como presidente del Gobierno.

 

Fechas a tener en cuenta

El próximo 24 de septiembre entrará en vigor el decreto de disolución de las Cortes, tras su publicación en el BOE, un día después de que se cumpliera el plazo de dos meses desde la primera votación del debate de investidura. Los partidos solo tendrán cinco días, hasta el 29 de septiembre, para confirmar que mantienen o cambian sus representantes generales y los de las candidaturas de cada una de las circunscripciones, que serán comunicados dos días después a las Juntas Electorales Provinciales por la JEC.

Así, el día 1 de noviembre, festividad de Todos los Santos, dará comienzo la campaña electoral, que durará ocho días en vez de quince. El 4 de noviembre será el último día en el que se podrán publicar los sondeos electorales con intención de votos, llegando al día 10, celebración de las elecciones generales.