Javier Collado

Dobuss

Una roca procedente de un asteroide entró de manera brusca en la atmósfera terrestre sobre las 21.30 horas de ayer, lo que generó que se visionara una brillante bola de fuego desde varios puntos de Córdoba y también de la provincia de Sevilla.

Según informa Europa Press, la roca que originó este fenómeno entró en la atmósfera a más de 60.000 km/h sobre el noreste de la provincia de Sevilla, una velocidad que provocó que se volviera incandescente y se visionara una brillante bola de fuego a unos 85km de distancia.