Termómetro de la Avda. de las Ollerías. - Córdoba Digital

Adentity

Dobuss

Bebrand

Se acerca un fin de semana largo, con lunes incluido por la festividad de la Fuensanta, y Córdoba vivirá unos días de tregua climatológica en los que el calor pasará a un segundo plano. Así, las temperaturas máximas llegarán a descender hasta seis grados, marcando los 30 grados el próximo martes.

Mientras, el descenso de las temperaturas será paulatino, alcanzando la capital los 35 de máxima y 20 de mínima para este sábado. El domingo será una jornada un poco más fresca, descendiendo dos grados las máximas, pero existiendo cierta probabilidad de lluvia para la tarde de ese día, un 40% según la Agencia Estatal de Metereología (Aemet). Por el contrario, el lunes se mantendrán las máximas, siendo las temperaturas mínimas las que descenderán hasta los 18 grados.

A partir del martes de la semana que viene, las máximas rondarán los 30 grados, con un pico más alto para el jueves, con 32 grados de máxima. Las mínimas rozarán los 16 y 17 grados lo que resta de semana, viviendo así Córdoba un otoño anticipado, en el que aún seguirán sin hacer acto de presencia las precipitaciones.