Javier Collado

Dobuss

El Plan Director por un Trabajo Digno, aprobado por el Consejo de Ministros en julio del pasado año, ha detectado en Córdoba un total de 1.633 falsos autónomos durante los últimos 11 meses. Así lo ha comunicado la Subdelegación del Gobierno a través de una nota de prensa, en la que ha resaltado que durante este ejercicio también se han transformado más de 3.500 contratos temporales en indefinidos en la provincia.

El Plan Director supone «la principal herramienta para hacer frente a los problemas más graves del mercado de trabajo». Para ello, está compuesto por un conjunto de 75 medidas y dos planes de choque: uno contra la temporalidad fraudulenta y otro contra los abusos en la contratación a tiempo parcial. Según Subdelegación, estas medidas han permitido que, entre agosto de 2018 y julio de este año, 836 contratos hayan dejado de ser parciales en Córdoba para ampliar su jornada, un 93,5% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior.

En cuanto al empleo aflorado, según la Subdelegación, «se regularizaron 1.564 contratos, de los que 17 corresponden a infracciones con extranjeros y 1.547 fueron altas en la Seguridad Social».

El Plan Director se enmarca en la consecuencia de los objetivos estratégicos definidos por la Organización Internacional del Trabajo: la promoción de los derechos fundamentales en el trabajo, el empleo, la protección social y el diálogo social. Además, el Plan «refuerza la garantía de sostenibilidad presente y futura de la Seguridad Social y de las prestaciones sociales».