Adentity

Dobuss

Bebrand

La organización agraria Asaja Córdoba ha solicitado a todos los alcaldes y grupos municipales de los ayuntamientos de la provincia de Córdoba una rebaja del IBI de rústica «en beneficio a la actividad desarrollada por los agricultores y ganaderos que están atravesando en estos momentos enormes dificultades por la sequía y la crisis de precios».

El presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, afirma que con las competencias que tienen los ayuntamientos, «la mejor forma de demostrar cada consistorio su apoyo al campo de su municipio es realizar una bajada del IBI de rústica, lo que beneficiará directamente a la actividad desarrollada por miles de agricultores en forma de reducción de impuestos».

Así lo ha propuesto ya el Ayuntamiento de Córdoba, que ha anunciado una rebaja del 3%, y al que Asaja le ha solicitado que en la aprobación final de las Ordenanzas para 2020 haga un «esfuerzo adicional» y rebajen el IBI rústico «lo máximo posible».

La organización agraria considera que «el gesto del gobierno municipal de Córdoba es el camino a seguir para apoyar a los agricultores y ganaderos desde los ayuntamientos».