Adentity

banner-cordoba-digital

Dobuss

Bebrand

Pablo Alborán, como buen andaluz, disfruta del buen tiempo del verano. No es de extrañar verle disfrutando de una tarde de piscina con amigos o dando un paseo por la playa. No hay plan mejor que un bañito para combatir las altas temperaturas. Por ello, repasamos sus mejores posados veraniegos a lo largo de los años. ¿Cuál es tu favorito?

Para iniciar estos posados, no remontamos al 2016. Una época en la que todavía no conocíamos su álbum Prometo y tampoco algunos de los éxitos más importantes de su carrera como Saturno o No vaya a ser. 

Es imprescindible buscar un momento al día en el que poder descansar y recuperar fuerzas. En esta instantánea de 2017 nos muestra que losbaños nocturnostambién son la mejor opción para desconectar

 

 

 

 

 

El repaso del 2017 no puede terminar sin recordar su selfie bajo el mar. Símbolo de la victoria, lengua fuera y dispuesto a conquistar las profundidades.

El verano alegra a cualquiera y así lo demuestra Pablo Alborán. No queda duda de que se atreve a cantar cualquier cosa y así quedó inmortalizado en el año 2018. Su momento“no me toques las palmas”consiguió hacernos sacar una sonrisa.

Durante ese verano, también desafió a las leyes de la gravedad. Con gafas de sol y haciendo piruetas debajo del agua se sacó esta imagen de lo más divertida.

Todavía estamos en julio y ya nos ha dejado algunas imágenes de escándalo. En 2019 Pa lo continua con su ritual veraniego. ¡Menudas fotos!

 

Ver esta publicación en Instagram

 

🐆

Una publicación compartida de Pablo Alborán (@pabloalboran) el