La geoda gigante de Pulpí abre sus puertas a sus vecinos almerienses

Dobuss

Bebrand

La geoda gigante de Pulpí en Almería es todo un espectáculo natural, se trata de la segunda más grande del mundo. Esta mañana algunos curiosos ya se han adentrado en el interior de esta maravilla que abría por primera vez al público había generado una gran expectación. Hasta 50 pulpileños fueron los afortunados en visitar esta joya de la corona almeriense.
“Es impresionante”; “es una maravilla”; “espectacular”; así describen los pulpileños afortunados de sumergirse en las piedras preciosas que ofrece la mina de 60 metros de profundidad. Más de un millón de años de antigüedad que iluminaban a aquellos que se atrevían a lanzar una mirada por las preciosas y brillantes geodas.  Una maravilla de la naturaleza que se creó en el momento en el que el mar Mediterráneo perdió su conexión con el Atlántico, dejando grandes depósitos salinos en la costa, convertidos en estas minas de Pulpí.
“Creo que es de justicia que los primeros en verlo sean los pulpileños, porque esta maravilla es de todo el mundo pero sobre todo de los pulpileños”, afirma Juan Pedro García, alcalde de la localidad almeriense. Esta geoda se trata de la cueva más preciada de Europa y estará abierta al público durante el mes de agosto. Aquellos que quieran ser testigos de esta preciosidad deberán darse prisa porque las entradas para acudir a esta mina están agotándose.
Compartir