Javier Collado

Dobuss

Los plásticos son la gran amenaza de los océanos. Muchos ya han inventado fórmulas para luchar contra ellos y convertirlos en objetos que podemos usar en el día a día.

Si nada cambia, en el año 2050 habrá más plásticos que peces en nuestros océanos. Para luchar contra esta gran plaga del siglo que amenaza a nuestro planeta, muchos han inventado técnicas de reciclaje que transforman el plástico en objetos cotidianos como bolsos o zapatos. Todo hecho a mano y con mucho esfuerzo.

Algunos de los ejemplo pueden ser el de una emprendedora que vende a través de su web bolsos hechos a base de ruedas recicladas. O una empresa que transforma en bañadores las botellas que encuentra en las playas. Con creatividad e iniciativa, estas empresas están retirando el plástico que la gente deja tirado para dar una segunda vida al material.