Javier Collado

Dobuss

Redacción.- La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, ha expresado su satisfacción en Córdoba por los avances en políticas sociales que el Gobierno de Andalucía ha conseguido y que afectan a la ciudad. Así por ejemplo, ha informado que en uno de los temas prioritarios como era agilizar las listas de espera de dependencia, se ha aumentado en un 200 por ciento y ya son más de 30.000 las personas usuarias que reciben una prestación.

Respecto al servicio de ayuda a domicilio, Ruiz ha señalado que se ha ejecutado el pago de 31,4 millones a fecha de 30 junio, de la que se benefician 9.537 cordobeses, frente a los 8,7 millones que se ejecutaron por el anterior gobierno en  2018. Además, se han aumentado las prestaciones de teleasistencia, siendo ahora más de 26.580 personas las beneficiarias de este servicio.

Igualmente, la consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación se ha referido a la calidad de los servicios y el salario de las personas que trabajan en residencias de mayores y personas dependientes, que “estaban en situación de precariedad”, para lo que se ha aprobado una partida de 2,5 millones de euros para la provincia de Córdoba con el objetivo de cubrir la subida del coste plaza” (1,6 millones de euros para discapacidad y 983.000 euros para personas mayores).

Por otro lado, la consejera se ha referido a las reivindicaciones de la Plataforma de Los Pedroches y ha señalado que se ha mantenido con esta plataforma cuatro reuniones, atendiéndoles de manera preferencial y conscientes de las carencias, por lo que “se va a poner en marcha un plan de choque especial con interinos para agilizar la dependencia de esta zona de la provincia, por lo que esperamos mejorar la calidad de vida de las personas que más lo necesitan”.

Finalmente, Rocío Ruiz se ha reunido con la delegada de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Córdoba, Eva Timoteo, para tomar contacto de los problemas y necesidades municipales y trabajar en la misma línea por y para las personas más vulnerables.