La Fundación Amancio Ortega beca a cinco jóvenes para estudiar el proximo curso académico en Estados Unidos
Alumnos Becados | La Voz de Galicia

Adentity

Dobuss

Bebrand

Redacción.- Cinco jóvenes ferrolanos han sido seleccionados este año por la Fundación Amancio Ortega en su programa de becas dirigidas a estudiantes de cuarto de ESO para facilitar a jóvenes de institutos y colegios españoles el proceso de inmersión en una cultura extranjera, a la vez que perfeccionan el aprendizaje de la lengua inglesa durante un año académico, según informa La Voz de Galicia.

Lucas Grandal, del IES Saturnino Montojo; Paula Novo, del Colexio Santiago Apóstol; Celia Alonso, del Lestonnac, José Valdivieso, del IES Ferrol Vello y Manuel Trillo, del IES de Canido; convivirán con una familia del país de acogida y cursarán el equivalente a Primero de Bachillerato.

La beca cubre el 100 % de lo que precisan para realizar sus estudios en un High School de Canadá o Estados Unidos.

De los cinco, solo Manuel cursará estudios en EE. UU, concretamente en Minnesota. Para allí partirá en solo 8 días. Por su parte, Paula, Celia, José y Lucas, tienen como destino Canadá y viajarán a ese país a finales de agosto para iniciar su período escolar a miles de kilómetros. Un experiencia, que se han ganado con esfuerzo en sus estudios, obteniendo medias de entre el 9 y el 10.

Ni mucho menos son los primeros jóvenes becados por la Fundación Amancio Ortega, que desde el año 2010 matiene abierto este programa. Son ya más de 2.300 los estudiantes que han formado parte del Programa de Becas de la Fundación Amancio Ortega.

El Programa de Becas de la Fundación Amancio Ortega selecciona cada año a 600 alumnos de 4º de la ESO de centros educativos de toda España para cursar 1º de Bachillerato en Estados Unidos y Canadá. Desde su inicio en el año 2010, el Programa pretende proporcionar a los jóvenes participantes no sólo el dominio del idioma inglés, sino también herramientas que les ayuden a incrementar su capacidad para adaptarse a nuevos entornos sociales y culturales.

Para favorecer una inmersión completa en los países de destino -ambos con amplia experiencia en la acogida de estudiantes internacionales- e impulsar el aprendizaje del inglés, los 600 becarios que participan cada año en el programa conviven con una familia anfitriona y acuden a centros educativos locales. La edad de 15-16 años es ideal para la absorción de conocimientos y experiencias vitales, al mismo tiempo que garantiza la responsabilidad y autonomía suficientes para una integración total.

 

Compartir