Javier Collado

Dobuss

Redacción.- Un total de 300 personas entre vecinos/as, propietarios de empresas turísticas de la localidad y la alcaldesa de Almodóvar del Río, Mª Sierra Luque, junto a miembros de la Corporación Municipal, han llevado a cabo el corte de carretera a la altura del punto Kilométrico 26 de la carretera A-431, consiguiendo una retención de vehículos dirección a Córdoba a primera hora de la mañana de 5 kms de longitud.

Las reivindicaciones que se llevaron a cabo han sido dos principalmente: el arreglo y mantenimiento de la carretera que da acceso al puente de La Cabrilla y la reapertura al tráfico de la presa La Breña II.

La portavoz de la plataforma ciudadana “Los olvidados de la Breña”, Carmen Prior, ha afirmado que “este colectivo nace provocado por el olvido de las administraciones competentes que permiten que el acceso al margen derecho de La Breña sea intransitable desde hace años, siendo el único acceso a viviendas y alojamientos rurales y causando un grave perjuicio al desarrollo turístico y económico de la localidad”, ya que “los clientes de estos negocios tienen que hacer un recorrido de 6 kms por una carretera en muy mal estado”.

Otra de sus reivindicaciones ha sido la reapertura del paso de la presa La Breña II, que actualmente se encuentra cerrada con una cancela desde que finalizó la obra, teniendo un acceso de vehículos y peatonal que no se está utilizando actualmente. Prior ha comentado también que “esta movilización se lleva a cabo porque llevamos muchos años reivindicando estas actuaciones, sin que hasta el momento hayan sido escuchadas”.

Mª Sierra Luque, alcaldesa de la localidad, quien también se encontraba en el corte de carretera ha declarado que “seguiremos luchando como venimos haciendo desde hace años por estas justas reivindicaciones para que el margen derecho quede arreglado y en perfecto estado como se encuentra el izquierdo, ya que son muchas las familias que allí viven y muchos turistas que tienen que pasar por una carretera en estado de abandono total”. Asimismo, Luque aseveró que “de una vez por todas las administraciones competentes deben ponerse manos a la obra para que abran la cancela, que se mantiene cerrada ahora mismo e impide que los vecinos/as del municipio disfrutar del embalse como se venía haciendo antes de construir la nueva presa”.

Este grupo ha acordado llevar a cabo cuantas actuaciones y actos sean convenientes hasta que sus demandas sean escuchadas.