Imagen: La Vanguardia - RAÚL URBINA

Javier Collado

Dobuss

El Servicio de Atención a Personas con Movilidad Reducida (PMR) es una prestación gratuita que, desde 2008, Aena ofrece en toda su red de aeropuertos con vuelos comerciales a todos los pasajeros en situación de discapacidad, cuya movilidad para utilizar el transporte se halla reducida a causa de una discapacidad física (sensorial o locomotriz, permanente o temporal), discapacidad o deficiencia intelectual, o necesidades especiales.

Este servicio pueden utilizarlo desde personas que se desplazan en silla de ruedas, con muletas o con bastón hasta invidentes a personas con discapacidad auditiva, para que puedan disfrutar del vuelo en igualdad de condiciones que el resto de viajeros.

Es necesario solicitar el servicio, ya sea en el momento de hacer la reserva a través del agente de viajes o de la compañía aérea. En el caso de que lo anterior no haya sido posible, puede hacer la solicitud a Aena a través de su web, su Servicio de Información y Atención (tel. 91 321 10 00) y su app para dispositivos móviles (Aena-mobi).

Desde Aena recuerdan la importancia de realizar la petición con al menos 48 horas de antelación de la hora programada de salida del vuelo, acudir al aeropuerto con un mínimo de 2 horas antes de la salida del vuelo y especificar el tipo de discapacidad y las necesidades específicas.

Una vez en el aeropuerto, el pasajero que haya solicitado este servicio ha de presentarse en el punto de encuentro que haya acordado durante el proceso de solicitud de asistencia (si se ha hecho a través de alguno de los canales de Aena), o en cualquier punto designado como punto de llegada (mostradores de facturación, tótems de solicitud de asistencia, puntos de información, puntos de atención Sin Barreras, etc.).

El anuncio de la llegada a uno de estos espacios señalizados, ubicados tanto dentro como fuera de los edificios terminales, marca el inicio de la asistencia por toda la instalación aeroportuaria. Un asistente se encarga de acompañar al pasajero con movilidad reducida hasta el mostrador de facturación, donde le ayuda con los trámites.

Luego pasa con él los controles de seguridad y, tras ayudarle con cualquier otro trámite que tuviera que hacer en su proceso de paso por la terminal (paso de control de pasaportes, acompañamiento a Sala VIP o área de restauración si el PMR desea permanecer en estas zonas e interrumpir el servicio hasta la hora de salida del vuelo, etc.) le guía hasta el asiento del avión, garantizando la ayuda al PMR en los procesos y gestiones propias a realizar durante su tránsito por el área terminal.

El Servicio de Atención a Personas con Movilidad Reducida (PMR) de Aena también contempla el acompañamiento durante cualquier transbordo, incluyendo asistencia en los tránsitos y conexiones por la terminal hasta ocupar de nuevo el asiento del avión. Ya en el aeropuerto de llegada, al viajero le espera otro asistente, que le prestará ayuda para desplazarse desde el avión hasta la sala de recogida de equipajes y desde allí al punto de encuentro final que haya especificado.

Cerca de 1,7 millones de pasajeros recibieron asistencia el pasado año durante sus desplazamientos por los aeropuertos de la red de Aena. La nota con la que puntuaron la atención recibida asciende de media al 4,88 sobre 5. Una valoración que convierte el servicio “Sin Barreras” en el servicio mejor valorado de los que presta.