Adentity

banner-cordoba-digital

Dobuss

Bebrand

La Seguridad Social destinó en el presente mes de julio la cifra récord de 9.662,13 millones de euros al pago de las pensiones contributivas, un 6,97% más que en el mismo mes de 2018, según datos publicados por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

El crecimiento del gasto en julio se sitúa en el 5,07% en términos homogéneos, es decir, teniendo en cuenta la revalorización definitiva de las pensiones en 2018 (se aprobó en julio y se aplicó con carácter retroactivo al 1 de enero). La mayor parte de los 9.662,13 millones de euros destinados a pagar la nómina de las pensiones en julio fue a parar a las pensiones de jubilación, con 6.878 millones de euros (+6,91%), seguidas de las pensiones de viudedad, a las que se dedicaron 1.682 millones de euros (+8,7%).

Al pago de las pensiones de incapacidad permanente se destinaron en julio 938,6 millones de euros (+4,5%), las de orfandad supusieron 138 millones de euros (+5,1%) y las pensiones en favor de familiares totalizaron 24,6 millones de euros (+7,9%).

El número de pensiones avanzó en julio un 1,2% respecto al mismo mes de 2018, hasta 9.745.121 pensiones, nuevo récord del sistema. Aunque la tasa de crecimiento interanual del número de pensiones no es de las más altas dentro en la serie histórica de la última década, con ella ya se acumulan 42 meses consecutivos de crecimientos superiores al 1%.

Del total de pensiones, más de la mitad, 6.039.967, fueron pensiones de jubilación, con un repunte del 1,83% respecto a julio de 2018, mientras que 2.361.900 eran pensiones de viudedad (+0,04%), 959.221 de incapacidad permanente (+0,56%), 341.333 de orfandad (+0,01%), y 42.700 a favor de familiares (+1,97%).