Javier Collado

Dobuss

Redacción.- El delegado de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo, Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, Ángel Herrador, se ha reunido esta mañana con el presidente de la Asociación de Organizadores de Congresos de Córdoba (AOC), Vicente Serrano, para abordar la situación del sector y el desarrollo de las acciones para poner en marcha la segunda fase del Palacio de Congresos. El responsable territorial le ha trasladado a Serrano el interés del nuevo Gobierno andaluz por poner en marcha cuanto antes la segunda fase de las obras del espacio congresual más importante de la ciudad y su apoyo en todas aquellas cuestiones que supongan potenciar y fomentar la actividad congresual en Córdoba.

“La ampliación del Palacio de Exposiciones y Congresos de Torrijos va a suponer la puesta en valor de un segmento económico muy importante para la ciudad, que supondrá que Córdoba sea un referente en turismo congresual y de interior, aprovechando su historia y su patrimonio” ha matizado. Herrador ha explicado también en el encuentro cómo están los trámites con la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento para poder contar cuanto antes con la licencia de obras, requisito necesario para iniciar los trabajos de esta segunda fase. “Se están realizando en la actualidad las catas arqueológicas necesarias para determinar con exactitud que partes del Palacio Congresos son del S. XVI y cuales fueron realizadas en las obras de 1985. Una vez realizadas se incluirán en el proyecto, las modificaciones afectadas por estas catas, si las hubiera, para así completar el proyecto de cara a la obtención de la licencia de obras”.

Segunda fase Palacio Congresos

La segunda fase del proyecto dotaría a este espacio de un aforo adicional de 500 plazas al aire libre en el Patio Mudéjar y 600 plazas en el resto de salas de reunión y seminarios pendientes de rehabilitar. En total, 1.100 plazas adicionales para el recinto congresual y expositivo, que servirían para atraer eventos de mayor entidad que los que actualmente alberga. Las obras tendrán un coste aproximado de cinco millones de euros y un plazo de ejecución aproximado de tres años.

En concreto, las actuaciones a realizar en esta segunda fase de ampliación se refieren al acondicionamiento de la zona alrededor del Patio Mudéjar donde se plantea, al igual que en la zona del Patio Azul, la modernización y rehabilitación de sus dependencias, con la rehabilitación de la edificación, que supone la sustitución de la cubierta, el refuerzo de los elementos estructurales que lo requieren, la renovación de todas las instalaciones y de los revestimientos, y la adaptación de los distintos espacios al uso congresual actual. Además, se ha detectado la necesidad de refuerzo del forjado de las salas.

En esta zona también se llevará a cabo la eliminación de las barreras arquitectónicas existentes con la introducción de un nuevo ascensor que comunica todas las plantas, la incorporación de las rampas que salvan pequeños desniveles y la introducción de aquellos elementos necesarios que pretenden adaptar la edificación para la accesibilidad universal. Igualmente, en este patio se tendrá especial atención con la protección y puesta en valor de los elementos de interés patrimonial que contiene la edificación. En concreto, la restauración interior de la Capilla de San Sebastián y sus retablos y la conservación del claustro del Patio Mudéjar, la continuidad del Adarve con la nueva sala de Beatriz Enríquez y el espacio contiguo a los restos emergentes de la Muralla califal que va desde el Patio mudéjar hasta la portada donde se encuentran las puertas de emergencia hacia la parcela de la Biblioteca Provincial.

Esta segunda fase también conlleva la adaptación del denominado Patio Italiano y remodelación de la cafetería y cocina y la mejora de la salida de emergencia de la sala de Ambrosio de Morales a través de la renovación de la escalera existente.