Adentity

banner-cordoba-digital

Dobuss

Bebrand

CBN/RFEN Rodrigo Gil-Sabio. Aún no repuestos del éxito del waterpolo femenino español, el masculino no quiso ser menos y acaba de ‘secar’ literalmente a Croacia, actual campeona del Mundo, por 6-5 (2-1, 2-1, 2-0 y 0-3) en un partido para los anales tácticos del waterpolo moderno.

Había un respeto absoluto al nombre de Croacia, que en Budapest 2017 había sido capaz de levantar el título mundial ante los locales magiares con 5.000 entusiastas en contra. Dos años después, Croacia y España se estaban jugando la final mundial y los nuestros estaban dejando en 2 goles en 24 minutos de juego a reloj parado: una auténtica barbaridad.

España fraguó su éxito en tres pilares: rigor táctico, una defensa numantina y un portero que es simplemente ‘El Muro’. Solo así se entiende este partido, que consagrará para siempre a una generación y a un técnico, David Martín, que se han acercado hoy mucho al partido perfecto…

Empezó el ‘capi’ Perrone abriendo la lata a los seis minutos. A 1.14, Blai Mallarach ponía un 2-0 para pensar. Su estrella Maro Jokovic, en superioridad, logró marcar a solo 34 segundos del final del cuarto (2-1). En el segundo, Roger y Blai ponían el 4-1 y solo podía reducir Xavi García en uno más a menos de un minuto.

Con 4-2 al descanso largo, las esperanzas de llegar a la final, más que intactas, quedaban reforzadas. Más cuando Blai en superioridad primero y Granados después, ponían un increíble 6-2. Una y otra vez, los chuts de los croatas chocaban ansiosos en los brazos de jugadores y portero españoles para desesperación de Ivica Tukac, que no daba con la clave para doblar a esta rocosa España.

Una España que jugó con el reloj en el último cuarto pese a la desesperada ofensiva de Maro Jokovic, con tres goles finales estériles en un arranque de rabia y dignidad. España, sí, estaba en la final… algunos aficionados amantes del waterpolo nos decían: «¡España es Hoollywood!» Sí, España lo hizo de cine. Un equipo de 13 líderes. Y, ahora, a por el oro mundial. Pero antes, un consejo del gran Fran Fernández, «disfrutemos del camino y de estos momentos también, por favor». Es una verdad como un templo, hay que saborear todo esto. No estemos pensando siempre en el futuro que nos perdemos el presente…

España vuelve a una final del Mundial desde Roma 2009 y consigue plaza olímpica directa para los Juegos de Tokyo 2020. ¡Vamos, EQUIPO!

vía RFEN