Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Jon Bon Jovi, inauguró un restaurante para ayudar a las personas más pobres, en el lugar van a poder comer sin tener que pagar un solo dólar. La única condición que puso el cantante es que “luego puedan lavar los platos”.

Bon Jovi junto a su esposa Dorothea son los dueños del restaurante Soul Kitchen en la ciudad de Nueva Jersey, Estados Unidos. Un lugar que fue sacudido por el huracán Sandy hace cuatro años atrás.

Salir a comer a un restaurante es un lujo que muchas personas no pueden permitirse y el objetivo del cantante es cambiar esa situación. Especialmente en una situación donde una de cada cinco familias vive en condiciones de pobreza, además, uno de cada seis estadounidenses se les hace imposible pagar para tener algo que comer todos los días.

“Los comensales necesitados que acuden a la cocina Soul pueden obtener un asiento en la mesa para ellos y sus familias a través de horas de trabajo voluntario en la cocina u otras organizaciones locales. El personal de servicio sirve platos culinarios nutritivos en un encantador ambiente de restaurante con la dignidad de haberse ganado su comida”, indicó Bon Jovi.

“Los clientes que pueden darse el lujo de salir a cenar son recompensados no solo con una deliciosa comida, sino también con el conocimiento de que, al comer y dejar la donación sugerida en sobres en blanco en las mesas, han contribuido a su comunidad”, añadió.

La zona del restaurante es un área poblada por unas 90.000 personas en su mayoría con bajos recursos, además hay una academia de cocina, un banco de alimentos y un centro en donde asisten niños después de la escuela.

La fundación encabezada por el cantante, también ha construido unas 500 viviendas que se vendieron a los necesitados a precios accesibles. Con su nuevo disco, el cantante pretende seguir ayudando a esta causa con la que se comprometió.