Javier Collado

Dobuss

Delfina es una niña de ocho años y que sufría cáncer. Pero después de más de medio centenar de sesiones de quimioterapia y un par de intervenciones, la pequeña ha conseguido que ese linfoma no Hodgkin de Burkitt, que avanzaba tan rápido ya no se encuentre activo en el cuerpo de la pequeña.

Eso tal y como ha explicado la madre de Delfina a través de Facebook no significa que la pequeña esté totalmente recuperada. De hecho, la pequeña deberá seguir asistiendo a controles mensuales y su dieta deberá seguir igual que hasta ahora. Pero esto es un gran paso, ya que la pequeña no tendrá que seguir sometiéndose a sesiones de quimioterapia.

Facebook ha sido la plataforma que ha utilizado Mayra para colgar una foto de su hija en la que, ella misma a través de un cartel comunicaba que comenzaba a curarse. La madre agradecía por un lado el apoyo de las redes, y por otro los servicios prestados por el hospital Niño Jesús en especial al oncólogo que se encargó de tratar a la niña, Juan José Chaín, al que califica de héroe.

Mayra aprovechó también para elogiar el coraje demostrado por su hija durante todo este tiempo. “Mi hija, mi hermosa, dulce y valiente Delfi, ¡bombón! Ella se lleva todo el crédito. ¡Una fortaleza como nadie! Gracias, gracias y más gracias. No tengo más palabras, no sé ni qué decirles. ¡Muchas gracias a todos!”, ha publicado.

Una explosión de alegría que es multitudinaria, ya que la evolución de Delfina ha sido muy seguida por las redes sociales, que llegaron a promover una campaña solidaria para recaudar fondos a fin de pagar el tratamiento de la pequeña. De ahí que el video en el que la niña comunica estar curada tenga ya 7.000 reproducciones y algo más de 1.500 comentarios.