Big Ben in sunny day, London

Javier Collado

Dobuss

Redacción.- Terminó una larga carrera de semanas en donde finalmente se impuso el gran favorito. Boris Johnson fue elegido este pasado martes 23 de julio como líder del Partido Conservador y por tanto asumirá sus funciones como nuevo primer ministro del Reino Unido.

Quien fuera alcalde de Londres y canciller, sucederá a Theresa May al frente del Gobierno británico después de ganar con solvencia la votación frente al ministro de Exteriores Jeremy Hunt. Johnson obtuvo 92.153 votos frente a 46.656 de Hunt en unos comicios que tuvieron la participación del 87,4% de los electores conservadores.

“Vamos a energizar al país, vamos a llevar a cabo el Brexit el 31 de octubre” afirmó Johnson, quien también ha defendido abandonar el organismo comunitario sin ningún acuerdo. “Sabemos que podemos hacerlo, la gente de este país confía en nosotros para que lo hagamos”, declaró Johnson sobre el divorcio entre Londres y Bruselas.

Este miércoles, después que Theresa May ha presentado oficialmente su dimisión a la reina Isabel II, Johnson ha asumido formalmente sus funciones como nuevo primer ministro y con un gabinete, que según adelantó este martes, los conformará “en los próximos días”.

Y mientras se esperan esos nombramientos se empiezan a conocer las primeras renuncias. Es el caso del ministro de Justicia David Gauke, que dejó el cargo, tal y como había anticipado en caso de una victoria de Johnson. Otro que dimitió fue el titular de Desarrollo Internacional, Rory Steward.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue uno de los primeros en dar la enhorabuena a Johnson. Trump dijo que Johnson “será fantástico” a través de la red social Twitter. No es la primera vez que el jefe de la Unión Americana da un elogio al político conservador británico. Ya en el pasado ha aplaudido las posturas de Johnson, a la vez que ha criticado a su predecesora Theresa May.

A Trump se unen otros presidentes como Emmanuel Macron, de Francia, que expresó que anhela trabajar con el próximo primer ministro británico.

Por su parte, el líder laborista Jeremy Corbyn cargó contra Johnson, a quien definió como “el amigo de los banqueros” y manifestó que aunque se impuso entre los conservadores, “no ha ganado el apoyo de nuestro país”.

También habló el canciller iraní Javad Zarif, que felicitó a Boris Johnson y dijo que su país “no busca confrontación” pero “protegerán” sus aguas. Esto, en referencia a la reciente tensión entre Teherán y Londres por la captura de un petrolero británico en el estrecho de Ormuz.