Adentity

banner-cordoba-digital

Bebrand

Redacción.- Reproducimos la nota facilitada desde la UCO:

(…) La Universidad de Córdoba lamenta profundamente la actitud reflejada en las últimas declaraciones realizadas por representantes de Comisiones Obreras, llenas de imprecisiones, falsedades e interpretaciones alejadas de la realidad. Poner en entredicho el buen nombre de la Universidad de Córdoba, es absolutamente irresponsable, y compromete, incluso, algunas de las mejoras previstas para el futuro cercano.

La Universidad de Córdoba deja patente su incuestionable compromiso en los últimos años por la estabilización de la plantilla, así como en el relevo generacional y reducción de la tasa de interinidad. Este compromiso se ha plasmado  con el  Personal Docente e Investigador (PDI), desbloqueando los procesos de promoción que han permitido que desaparezcan  las bolsas de acreditados, en las que había 157 personas en 2015 y con convocatorias de más de 200 plazas de profesor ayudante doctor, muchos de los cuales ya se han funcionarizado. Igualmente se ha traducido, en relación al Personal de Administración y Servicios (PAS) con el  traspaso de 65 plazas de la tasa de reposición del (PDI) cedidas al PAS para dar cumplimiento al acuerdo de estabilización del empleo en este colectivo que fue firmado por la Universidad de Córdoba con CCOO, UGT y CSIF. Todo ello, a pesar de las dificultades presupuestarias existentes a las que la Universidad de Córdoba, como todos los organismos públicos, no ha estado ajena.

Especialmente sorprendentes resultan las acusaciones de «conducta antisindical» y de “falta de voluntad de negociación”. Unas afirmaciones que se contradicen con la realidad y con la firma en los últimos años de importantes acuerdos con los representantes de los trabajadores, entre los que se encuentran algunas de las situaciones denunciadas y que, paradójicamente, han sido también suscritas por CCOO. Pero igualmente la Universidad de Córdoba debe respetar escrupulosamente la ley, como en el caso de la reciente denuncia por parte de la UCO, la pasada semana, del acuerdo que regula las relaciones con las representaciones sindicales, que estaba fuera de la normativa vigente, y que suponía el uso de créditos horarios, y en consecuencia liberaciones sindicales, por encima de lo establecido legalmente.

La Universidad de Córdoba reitera su pesar por esta actitud por parte de Comisiones Obreras más propia de tiempos pasados, que dificulta cualquier negociación en la mejora de las condiciones de los trabajadores y trabajadoras y que no contribuye al clima de diálogo y consenso necesarios para continuar progresando en la mejora de las condiciones de trabajo del personal de la Universidad. Creemos que cualquier reclamación y/o negociación tiene su lugar en las pertinentes mesas al efecto. Y es ahí donde la Universidad de Córdoba quiere desarrollarlas, por lo que no vamos a entrar, más allá de este comunicado, en declaraciones cruzadas en distintos medios de comunicación.(…)