Javier Collado

Dobuss

El voluntariado de Cruz Roja ha intensificado las llamadas telefónicas a mayores en toda la provincia, para conocer su estado de salud y ofrecerles una serie de consejos básicos ante la ola de calor que se vive estos días en Córdoba.

Estas llamadas se realizan a los hogares de más de un millar de personas beneficiarias del Programa de Mayores que la institución humanitaria tiene activo tanto en la capital como en aquellos municipios donde cuenta con asamblea: Baena, Hinojosa del Duque, Lucena, Montilla, Peñarroya-Pueblonuevo, Priego de Córdoba, Pozoblanco, Palma del Río, Puente Genil, Rute y Villanueva de Córdoba.

Asimismo, durante todo el verano, la entidad adapta su atención a las personas sin hogar en la ciudad, con la incorporación en los lotes de comida que distribuye en las salidas nocturnas de su Unidad de Emergencia Social (UES) de productos frescos como gazpacho, zumos y ensaladas y el reparto de crema solar y chanclas.