Javier Collado

Dobuss

Redacción.- Una pasajera de Granada ha denunciado que la aerolínea Vueling le impidió subir a un avión, para el que tenía billete desde Palma a Barcelona, sólo por la indumentaria que llevaba. La compañía aérea asegura que iba en bañador pero la denunciante mantiene que llevaba un body negro, una falda vaquera negra, un pareo y unas zapatillas deportivas.

La mujer y su pareja ya habían pasado el primer control y estaban dispuestos para el embarque en una sala de espera. Pero los auxiliares de Vueling le insistieron que el comandante no le autorizaba a embarcar con esa indumentaria.

Entonces la pasajera pidió la presencia de la Guardia Civil para que pudieran aclarar la situación pero los agentes no pudieron evitar que la mujer quedara fuera del vuelo.

Los responsables de la compañía aérea aseguran que la viajera iba en bañador y que su respuesta a la demanda de que se cambiara tuvo una respuesta abusiva. La viajera ya ha puesto una hoja de reclamaciones y este lunes tiene previsto trasladar la denuncia a las autoridades de Consumo.

Los pasajeros se quejaron a las empleadas de la compañía aérea por no permitirle el paso a la mujer.