Carmen y Pablo | Foto: ABC Sevilla

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Redacción.- Pablo, de 12 años, ha sido uno de los 800 casos de leucemia que cada año se diagnostican en España.

Para Carmen, su madre, de Castilleja de la Cuesta vivir esta experiencia ha sido un durísimo calvario, tras cuatro ciclos de quimioterapia, y la incertidumbre de ver como muchos de los pequeños que pasaban su mismo trance en el área de Oncohematología del Hospital San Pablo de Sevilla, iban muriendo, según informa ABC de Sevilla.

Afortunadamente ellos tuvieron la suerte de encontrar un donante compatible de sangre de

Carmen y Pablo | Foto: ABC Sevilla

un cordón umbilical que permitió el trasplante de Pablo el pasado febrero.

A día de hoy, cada momento que pasa es una victoria, esperando que el pequeño supere definitivamente esta enfermedad.

Mientras tanto, Carmen quiere devolver a la sociedad en gratitud la posibilidad de curación de su hijo, y ha puesto en marcha una iniciativa solidaria denomina «Sonríele a la Leucemia». En esta asociación se han ido integrando tanto padres que viven este mism trance sombrío como cualquier otro voluntario que se quiera adherir.

Entre sus objetivos. trasladar a los políticos la importancia de fomentar la investigación y apoyar la curación de niños con cáncer. De la misma forma, avanzar en políticas de conciliación laboral de padre y madres con hijos con cáncer.

Por otro lado, fomentar la donación de cordón umbilical, que por el momento ha sido decisivo para que Pablo se esté curando. Si no hubiera llegado, un mes más tarde como límite, Pablo se hubiera tenido que recibir la donación de médula de su madre, que solo suponía un 50% de compatibilidad.

Los resultados de su asociación «Sonríele a la leucemia» van llegando afortunadamente. Recientemente ha logrado organizar una gala benéfica que permitió recaudar fondos para la causa. Una auténtica madre coraje.