Javier Collado

Dobuss

Redacción.- La denominada Pompeya española ya se puede visitar. Situada en la provincia de Cuenca la villa romana de Noheda alberga el mosaico figurativo más grande de Europa. El yacimiento fue descubierto hace 35 años por una familia que estaba realizando tareas agrícolas en la zona, y se ha inaugurado tras décadas de litigios por la titularidad de los terrenos.

“El yacimiento arqueológico de Noheda es uno de los más importantes de Castilla la Mancha, pero no solo. También lo es a nivel nacional e internacional. La apertura al público se produce mientras los arqueólogos continúan trabajando en él”, señala Rosa Ana Rodríguez, consejera de Cultura de Castilla la Mancha.

La villa, de época tardo antigua y una de las más ostentosas conocidas hasta ahora, tiene una superficie de diez hectáreas pero, de momento, sólo se ha excavado el 5%. Su llamativo mosaico cuenta con más de 3 millones de teselas con decenas de mármoles distintos.

Las visitas son gratuitas, pero deben reservarse. También hay recorridos guiados, de lunes a a domingo.