Adentity

banner-cordoba-digital

Dobuss

Bebrand

CBN. Durante 2017, en Ucrania, el número de violaciones a niños fue de 320 y a pesar de que la pena de muerte no está permitida en el país, el Parlamento ha aprobado este pasado 11 de julio una nueva ley que permite castrar químicamente a hombres de 18 a 65 años condenados por abuso sexual o violaciones a niños menores de edad.

De acuerdo con el periódico Daily Mail, el líder del Partido Radical, Oleg Lyashko, fue quien propuso esta ley con el objetivo de evitar que “un violador vuelva a realizar tan deplorables actos después de ser liberado de la cárcel”.

Según Lyashko, el proceso consiste en inyectar de manera forzada medicamentos antiandrógenos que deberían reducir la líbido y la actividad sexual.

Paralelamente se ha aprobado un registro público de los pederastas, como medida para frenar los casos de abusos sexuales de menores en el país.

La ley ha contado con el voto a favor de 247 diputados en una sesión extraordinaria del Parlamento ucraniano.