Javier Collado

Dobuss

La Comunidad de Madrid ha implantado en el Hospital Universitario Infanta Cristina de Parla el primer sistema de cirugía robótica flexible de España, ha informado el Gobierno regional en un comunicado.

Se trata de un robot que permite operar sin cicatriz, alcanzar zonas de difícil visualización y ser utilizado en pacientes que tienen peor tolerancia a la cirugía, por ser más frágiles o de avanzada edad.

Este nuevo sistema de cirugía robótica flexible supone un paso más en el desarrollo de la cirugía mínimamente invasiva, al acceder al organismo por sus vías naturales, sin necesidad de hacer incisiones y evitando de esta forma las cicatrices cutáneas. Esta técnica puede ser utilizada en cirugía de cabeza y cuello, colo-rectal, transabdominal y transtorácica.

El consejero en funciones de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha conocido hoy el funcionamiento de esta tecnología pionera, que además permite aumentar el número de pacientes tratados en un día y abordar diferentes patologías con un mismo sistema.

Con este nuevo robot ya han sido operados cuatro pacientes en la base de la lengua y en las cuerdas vocales. El robot ha sido diseñado para el abordaje diagnóstico y el tratamiento quirúrgico por vía trasoral de la vía aerodigestiva superior.

Otros beneficios de la cirugía robótica flexible son la reducción del dolor postquirúrgico, una recuperación más rápida, menor riesgo de infección y complicaciones, menor pérdida de sangre y transfusiones, una incorporación más rápida a las actividades diarias, menos daños para los tejidos y músculos críticos para comer y menos posibilidad de colostomía.

La implantación de este sistema de cirugía, además, es rápida, fácil de montar y de aprender, se puede integrar en cualquier quirófano, es más seguro y más preciso, menos invasivo y sólo necesita de un cirujano. Con la instalación de este aparato de cirugía robótica flexible, el Hospital Infanta Cristina de Parla se convierte en el primero de España en aplicar esta técnica que ya se emplea en Italia y Alemania y, próximamente, en Inglaterra. La robótica flexible se denomina la tercera revolución tecnológica en cirugía, tras la laparoscopia rígida y la robótica rígida.