Aeropuerto de Málaga.- Archivo

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Ha sido un viaje con una final inesperado, pero los 130 jubilados atrapados en Rusia ya están en España. El vuelo de regreso se retrasó por una avería y justo les caducó el visado. Ni en el hotel les daban habitaciones.

Estaban de vacaciones en San Petersburgo y tenían que haber regresado el martes en la noche, pero el avión se retrasó y caducó su visado por pocos minutos. Pasaron la noche en la sala de juntas de un hotel y tuvieron que esperar para que le arreglaran los papeles.

En el viaje realizado por 130 jubilados a Rusia hay tres partes implicadas: la agencia de viajes encargada de organizarlo, el tour operador que debe solicitar los visados para entrar al país y la Administración de Rusia, la encargada de emitir esos visados.

El tour operador asegura que Rusia es un país «muy estricto», motivo por el cual sólo tenían un visado de entrada y salida para siete días. Sin embargo, la Oficina de Turismo Ruso en España afirma que el tour operador podría haber solicitado un visado de hasta 30 días para evitar que un eventual retraso en la salida del avión provocara que estos turistas se quedaran atrapados.

Por suerte tras 24 horas, han podido tomar un vuelo de regreso a España.