Javier Collado

Dobuss

Redacción.- ‘El Chapo’ Guzmán fue transportado a la corte alrededor de las 11:30 p.m. del 16 de julio en un fuerte operativo de seguridad que incluía un helicóptero de la Policía estadounidense.

La condena a cadena perpetua para el narcotraficante mexicano pone fin a este largo proceso judicial, considerado el más grande y costoso contra un narcotraficante en EE. UU., que sentó en el banquillo de los acusados a quien fuera el líder del poderoso Cartel de Sinaloa.

En 2016, Guzmán fue arrestado nuevamente en México y por primera vez extraditado a Estados Unidos para afrontar un proceso judicial de tres meses en el que se escuchó a 56 testigos, y tras seis días de deliberaciones, el jurado le halló culpable el 12 de febrero.

El caso ya es considerado como el mayor triunfo judicial desde que el Gobierno estadounidense inició la guerra contra las drogas en 1971.

‘El Chapo’, de 62 años, fue declarado culpable en febrero por un jurado de los 10 cargos que enfrentaba, todos vinculados al narcotráfico, incluido ser jefe de una empresa criminal continuada y cargos de tráfico de drogas, entre otros.

El mexicano ha permanecido en una cárcel federal en Manhattan, considerada una de las más estrictas de EE.UU.

A diferencia de procesos anteriores, en esta oportunidad Guzmán sí habló ante el tribunal antes de dirigirse, ya de por vida, a la prisión y arremetió contra las instituciones estadounidenses.

Añadió que él esperaba, cuando en 2017 fue extraditado, que su fama no sería un «factor determinante para administrar Justicia», pero sin embargo cree que al final «no ha sido así».

El juez Brian Cogan, del tribunal de Brooklyn, aceptó así lo requerido por la Fiscalía de EE.UU y condenó de una a ocho cadenas perpetuas al Chapo por mantener de forma continuada una organización criminal, además de 30 años por el uso de armas de forma violenta y 240 meses por blanqueo de dinero.

La Fiscalía recalcó que el mexicano no se arrepintió de los crímenes de los que ha sido encontrado culpable. Además subrayó que «una sentencia de cadena perpetua más 30 años de prisión protegerá al público del acusado».

Ahora, pasará el resto de su vida en una cárcel de Estados Unidos en lo que parecería el final del llamado «juicio del siglo», aunque su defensa dice que es optimista sobre sus posibilidades de apelación.

Antes de conocer su sentencia a cadena perpetua, el narcotraficante dio sus primeras declaraciones ante la corte.

Joaquín Guzmán, vestido con un traje gris y corbata oscura, habló durante unos 10 minutos en español. Dijo que «Estados Unidos no es mejor que cualquier otro país corrupto» y dijo haber sido víctima de un trato «cruel e inhumano» en los 30 meses que lleva detenido en ese país.

‘El Chapo’ leyó una carta ante el tribunal en la que se quejó por los tratos recibidos durante su confinamiento.

«Ha sido una tortura, la situación más inhumana que he vivido en toda mi vida», dijo sobre su encarcelamiento… «tortura física, emocional y mental», agregó.

Guzmán denunció que los fiscales planean enviarlo a «una prisión donde nunca se me escuchará de nuevo».

‘El Chapo’ cree que los jurados permitieron que los reportes de los medios de comunicación influyeran en su decisión, un argumento que también usaron sus abogados.