Javier Collado

Dobuss

Redacción.- Para ratificar su cargo, el Parlamento Europeo debía dar su visto bueno, y así lo hizo. La Eurocámara le otorgó 383 votos, nueve más de los 374 necesarios para alcanzar la mayoría absoluta, de esta forma, Ursula von der Leyen se convirtió en la primera mujer en presidir la Comisión Europea.

La ministra de Defensa de Angela Merkel (en cargo hasta el 17 de julio) estará al frente del órgano Ejecutivo de la UE para los próximos cinco años. Tras su confirmación, Von der Leyen prometió que Europa «afrontará los grandes desafíos de nuestro tiempo de manera común».

La democristiana agradeció la confianza del Parlamento que la eligió y dijo que es una confianza que depositan en una Europa «unida y fuerte de Oriente a Occidente y de Norte a Sur, dispuesta a luchar por el futuro en lugar de los unos contra los otros». La alemana finalizó su discurso con un «Larga vida a Europa».

Con un 52% de apoyo, el margen de victoria de Von der Leyen fue acorde con el que han obtenido los últimos presidentes de la Comisión. El actual titular, Jean-Claude Juncker recibió el 56%, mientras que su antecesor, José Manuel Barroso, obtuvo el 52% para su segundo mandato y el 56% para el primero.

Considerada como la ‘delfín’ de la canciller alemana Angela Merkel, Von der Leyen ha sido ministra de sus cuatro gobiernos. Su última gran responsabilidad, que ha desempeñado durante los últimos seis años, ha sido estar a cargo del Ministerio de Defensa. Fue también la primera mujer en encabezar esa cartera.

Esta médica de formación y madre de siete hijos es también una convencida europeísta. Desde hace tiempo forma parte de una organización suprapartidista que busca una mayor integración del bloque comunitario y cuya meta es la de conseguir un federalismo europeo.

Poco después de ser confirmada, Merkel felicitó a su pupila: «Con ella habrá por primera vez una presidenta de la Comisión Europea y, luego de 50 años, un alemán al frente del Ejecutivo europeo. (…) «Pese a que hoy pierdo una veterana ministra, gano una nueva socia en Bruselas», dijo la líder alemana en un comunicado.

Entre sus objetivos como líder del Ejecutivo europeo, Von der Leyen prometió defender la democracia europea y dijo que buscará modificar las actuales normas de la Unión en aras de hacer frente a la crisis migratoria que ha dividido al bloque en los últimos años.

Varias de sus promesas también se centraron en la lucha contra el cambio climático. La democristiana aseguró que buscará la forma de convertir a Europa en el primer continente con un clima neutral para 2050 y trabajará para crear un nuevo pacto verde para la UE en sus primeros 100 días de mandato.

Sin embargo, la bancada de Los Verdes, consolidada en los últimos comicios al hemiciclo europeo, criticó las promesas de Von Der Leyer por considerar que estas son difíciles de cumplir: «Las buenas intenciones por sí solas no son suficientes. Fuimos elegidos en una agenda para el cambio y no escuchamos lo suficiente sobre nuestras demandas clave, es decir, sobre propuestas concretas para evitar el colapso climático», sostuvo Ska Keller, líder de la formación.