Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Redacción.- Castro del Río no ha fallado otro año más en su compromiso con la interculturalidad y la solidaridad. El municipio castreño ha organizado un día de convivencia en el que han participado más de 50 niños y niñas saharauis del programa Vacaciones en Paz.

Estos niños y niñas llegaron a Córdoba el pasado 3 de julio de los Campamentos de Refugiados de Tinduf, gracias a la iniciativa Vacaciones en Paz. Un programa organizado por la Asociación Cordobesa de Amistad con los Niños Saharauis (Acansa), que dura hasta finales de agosto y está financiado por la Diputación de Córdoba.

Los pequeños y las pequeñas están distribuidos entre la capital y otros 49 municipios de la provincia de Córdoba. Con el objetivo de mantener el contacto y fomentar la interacción entre ellos durante los dos meses de verano, la  asociación ha organizado alrededor de 15 actividades que van desde jornadas de convivencia y diferentes juegos, hasta la Marcha Verde, que este año será en Algeciras y su fin es reivindicar los derechos del Sáhara.

La alcaldesa de Castro del Río, María de los Ángeles Luque Millán, ha recibido a las niñas y a los niños en la piscina municipal del municipio, donde ha tenido lugar la jornada de convivencia  con todas las familias de acogida. Luque ha mostrado la gran satisfacción del Consistorio por el crecimiento y la continuación de este programa que “es clave para que nuestro pueblo sea más rico en cuanto a diversidad y a multiculturalidad se refiere”. La alcaldesa ha mostrado también su agradecimiento a las familias de acogida, ya que “gracias a ellas,  no solo estas niñas y niños disfrutan de unas grandes vacaciones, sino que también de fomenta enormemente el intercambio cultural”.

En último lugar cabe destacar que en este año 2.019, han sido 165 las familias de acogida, unas 20 más que el pasado verano, mientras que el número de saharauis que participan en el programa se sitúa en 171.