Adentity

banner-cordoba-digital

Dobuss

Bebrand

Redacción.- Un joven malagueño que intentó rescatar a una mujer de un ataque ha sido condenado a dos años de cárcel efectiva y a pagar 178.000 euros de indemnización por la muerte de uno de los agresores tras el forcejeo.

El Juzgado de lo Penal número 9 de Málaga ha determinado su culpabilidad en la muerte del ladrón que había robado el bolso a la mujer que él intentó socorrer, y le ha concedido un plazo de quince días para ingresar voluntariamente en prisión tras declararse firme la sentencia.

El incidente por el que se lo condena ocurrió el pasado 8 de febrero de 2015, cuando sobre las 7.45 horas una mujer iba camino a su trabajo en el Hotel Las Palmeras, de Fuengirola (Málaga), donde trabajaba como limpiadora. Allí, fue interceptada por una pareja, que la golpeó hasta tumbarla en el piso para arrebatarle el bolso.

Fue entonces cuando el joven ahora condenado intervino en la situación, y corrió hasta alcanzar al ladrón para recuperar el bolso. Cuando pudo alcanzarlo, se produjo el forcejeo entre ambos que después derivaría en la muerte del agresor.

Según la sentencia, el joven le dio dos puñetazos al delincuente que provocaron su caída y, con ella, un traumatismo craneoencefálico con hemorragia cerebral que acabó con su vida unos días más tarde.

Por su parte, la defensa alegó que se trató de un golpe que tuvo consecuencias impredecibles, que podrían no haber tenido esas mismas consecuencias en una persona que no tuviera antecedentes de alcoholismo y drogadicción. Asimismo, el acusado siempre ha afirmado que en todo momento su intención no fue otra que la de ayudar a la mujer que estaba siendo agredida, y recuperar lo que se le había robado.