Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Alvaro Sánchez. El Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades ha concedido los Premios Nacionales de Investigación 2019 a Valentín Fuster, Ángela Nieto, Susana Marcos, Manuel Carreiras y Mercedes García-Arenal. El ministro de Ciencia, Innovación y Universidades en funciones, Pedro Duque, ha comunicado a los premiados el fallo del jurado y les ha felicitado en nombre del Gobierno.

Los Premios Nacionales de Investigación, creados en 1982, suponen el reconocimiento más importante de España en el ámbito de la investigación científica. Tienen como objetivo distinguir el mérito de aquellos investigadores e investigadoras de nacionalidad española que estén realizando una labor destacada en campos científicos de relevancia internacional y que contribuyan excepcionalmente al avance de la ciencia, a la transferencia de tecnología y al progreso de la humanidad. Estos galardones cuentan con una cuantía total de 150.000 euros, (30.000 euros cada premio).

En la presente edición se han recibido un total de 66 candidaturas, de las cuales 22 eran mujeres (33,3%) y 44 hombres (66,7%). Los distintos jurados, formados por relevantes personalidades de la ciencia en las distintas áreas del conocimiento y de composición equilibrada (52% mujeres y 48% hombres), han fallado los Premios Nacionales de Investigación en cinco modalidades.

Los jurados han llamado la atención sobre la extraordinaria calidad de todas las candidaturas. Para el fallo, han valorado los méritos de cada candidatura en régimen de concurrencia competitiva y aplicando los principios de publicidad, transparencia, igualdad y no discriminación, emitiendo los siguientes fallos por unanimidad:

  • Premio Nacional ‘Gregorio Marañón’ de Medicina. Premiado, Valentín Fuster Carulla. El jurado le hace merecedor de esta distinción por sus enormes aportaciones a la investigación, a la prevención y al diagnóstico y tratamiento de la patología cardiovascular.

El cardiólogo Valentín Fuster compagina actualmente sus funciones como Director General del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III (CNIC) de Madrid, Director del Instituto Cardiovascular y “Physician-in-Chief“ del Mount Sinai Medical Center de Nueva York.

El Dr. Fuster, que además es Editor Jefe del Journal of American College of Cardiology, es una figura mundialmente reconocida cuya visión de la promoción de la salud ha sido considerada durante el último Congreso Mundial de Cardiología como la hoja de ruta que se debe seguir para conseguir acabar con la pandemia insostenible que son las enfermedades cardiovasculares. Fruto de este reconocimiento mundial Fuster fue nombrado en septiembre del año pasado co-director del comité cuyo trabajo ha resultado en el informe “Global Health ante the Future Role of the United States” en el que se  identifican los retos y prioridades en salud y hace 14 recomendaciones y áreas prioritarias para el Gobierno de Estados Unidos y el resto de agentes que intervienen en salud.

Entre los incontables puestos que ha desempeñado se encuentra el de Presidente de la Asociación Americana del Corazón, Presidente de la Federación Mundial del Corazón, miembro del Instituto de Medicina de la Academia Nacional de Ciencias Americana (donde preside el comité para la prevención de la epidemia global de la enfermedad cardiovascular), miembro del Consejo Asesor del Instituto Americano “National Heart, Lung and Blood Institute” Presidente del Programa de Formación del Colegio Americano de Cardiología.

Doctor en Medicina por la Facultad de Barcelona, se trasladó a los Estados Unidos donde continuó sus estudios. Fue profesor de Medicina y enfermedades cardiovasculares en la Escuela Médica Mayo de Minnesota, en la Escuela de Medicina del Hospital Mount Sinaí de Nueva York y desde 1991 hasta 1994 fue catedrático de Medicina de la Escuela Médica Harvard en Boston, año en que fue nombrado director del Instituto Cardiovascular del Hospital Mount Sinaí de Nueva York, cargo que desde 2012 compagina con el de Physician-in-Chief del Hospital.

Como científico, el Dr. Fuster ha sido nombrado Doctor Honoris Causa de treinta y cuatro universidadesde prestigio y ha recibido tres de las más importantes becas del NIH (National Institutes of Health). Ha publicado más de 900 artículos científicos en revistas médicas de ámbito internacional, y dos de los libros de mayor prestigio dedicados a la cardiología clínica y de investigación: The Heart Atherothrombosis and Coronary Artery Disease. También ha sido nombrado Editor Jefe de la prestigiosa revista Nature Reviews in Cardiology. Las contribuciones a la medicina cardiovascular hechas por el doctor Fuster han tenido un enorme impacto en la mejora del tratamiento de pacientes con dolencias cardíacas. Sus investigaciones sobre el origen de los accidentes cardiovasculares, que han contribuido a mejorar la prevención y el tratamiento de los infartos le valieron en 1996 el Premio Príncipe de Asturias de Investigación. Entre los reconocimientos a su labor cabe destacar que el Dr. Fuster es el único cardiólogo que ha recibido los máximos galardones de investigación de las cuatro principales organizaciones internacionales de Cardiología: la Asociación Americana del Corazón, el Colegio Americano de Cardiología, la Sociedad Europea de Cardiología y la Sociedad Interamericana de Cardiología.