Adentity

banner-cordoba-digital

Dobuss

Bebrand

Derrick Byrd, un joven de 20 años natural de Washington, ha sido hospitalizado por quemaduras graves en todo el cuerpo tras salvar a su sobrina, Mercedes, de 8 años de edad del incendio. Sobre las 4.00 de la madrugada del jueves pasado se produjo un incendio en el domicilio familiar, de tres plantas y situado en Aberdeen (Escocia), donde se encontraban Byrd, su hermana, Kayla Johnson, y sus tres sobrinos (Mercedes, Junior y Rory).

Rápidamente, Byrd y su hermana consiguieron salir de la casa con Rory y Junior. Sin embargo, Mercedes se encontraba aún en el interior. «Podía sentir el fuego quemándome» «Ella gritaba mi nombre, así que no la iba a abandonar allí», ha asegurado Byrd a fuentes periodísticas. «Corrí por las escaleras. Podía sentir el fuego quemándome».

«Finalmente, conseguí llegar hasta ella, me quité la camisa, se la puse alrededor de la cara para que no respirara nada de humo y salimos lo más rápido posible», ha añadido. Cuando llegaron los equipos médicos, la familia fue trasladada a la unidad de quemados del Centro Médico Harborview en avión. Sólo Byrd y dos de sus sobrinos (Mercedes y Junior) presentan quemaduras graves.

Derrick Byrd se encuentra hospitalizado con quemaduras de segundo y tercer grado en el rostro, la espalda y los brazos. Aún así, ha dejado claro en una entrevista desde la cama del hospital para KOMO News que «lo haría de nuevo, incluso si me quemara más aún o muriera».

El joven ha sido tratado por los medios como «un héroe», al igual que por el teniente CJ Chastain del Departamento de Policía de Aberdeen. Actualmente, la policía está investigando las causas del incendio.