Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Redacción.- El Ayuntamiento de Córdoba se ha hecho con 10 vehículos Maxus EV80 completamente eléctricos para la gestión de residuos sólidos de la ciudad. Gracias a ello, la ciudad andaluza reducirá en 10 años las emisiones de CO2 en 735 toneladas.

El Ayuntamiento de Córdoba ha apostado por la movilidad eléctrica y, a través de la empresa municipal de Saneamiento de Córdoba S.A. acaba de adquirir 10 vehículos carrozados Maxus EV80 100% eléctricos de 3.500 kg. Esta flota de cero emisiones se empleará en la gestión de residuos sólidos de la ciudad, convirtiéndose en los primeros vehículos de este tipo que se incorporan a una flota de gestión de residuos en España.

Todas las unidades cuentan con lo último en materia de movilidad eléctrica del mercado e incorporan un motor de 92 kW, el equivalente a 125 CV, que se alimenta a través de unas baterías LiFePO4 de 56 kWh. Estas ‘pilas’ son compatibles con la carga rápida –menos de dos horas– y carga de lenta de serie –alrededor de siete horas– y, gracias a su capacidad, otorgan al Maxus EV80 una autonomía de 150 kilómetros.