Imagen: Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora

Dobuss

En México, la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora ha comunicado una «sentencia histórica» para un hombre acusado de violación agravada y de abusos deshonestos contra una menor, que además era su familiar. La condena asciende a 203 años de cárcel.
Según informa la sentencia, Rodrigo, de 32 años de edad, recibió la sentencia por el Juez Penal gracias a las pruebas presentados por la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora. Además de la condena, el acusado tendrá que pagar una multa de 122.854 pesos mexicanos, unos 5.763 euros.

Los hechos comenzaron en 2016, cuando el hombre comenzó a hacer tocamientos sexuales a la víctima, de 10 años de edad, cuando se encontraba con ella en su casa cuidándola mientras sus padres se encontraban trabajando. Estos tocamientos continuaron hasta que el hombre violó a la menor, que por temor no denunció los hechos ni se lo contó a sus padres.
En diciembre de 2016 la familia se mudó a Baja California, pero la menor fue enviada por sus padres, que no eran conscientes de los hechos, a pasar las vacaciones con Rodrigo. En esas vacaciones de 2017 el acusado continuó con las agresiones sexuales a la menor.
A la vuelta, sus padres notaron en ella un comportamiento extraño, y encontraron en su teléfono móvil unos mensajes comprometedores del acusado, donde empleaba un lenguaje sexual para hablar con la víctima. Fue entonces cuando la joven confesó lo que había ocurrido y advirtieron a las autoridades.
Ante los hechos, la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora ofreció a Rodrigo una condena de 65 años de prisión, pero este la rechazó. Fue entonces cuando se abrió una vista oral en la que finalmente se estableció la condena de 203 años de prisión por violación agravada y abusos deshonestos contra la menor.