Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Alvaro Sánchez. Margarita Escarpa, Rozalén y Paco Cepero, actúan este domingo en el 39 Festival de la Guitarra de Córdoba.

El Teatro Góngora, el Teatro de la Axerquía, y Medina Azahara serán los escenarios de tres propuestas muy diferentes aunque con el mismo denominador, la guitarra.

Reseñamos a cada uno de los protagonistas:

Margarita Escarpa – Teatro Góngora (20:30 horas) 

Margarita Escarpa, intérprete y profesora de guitarra clásica visita este año por primera vez el Festival de la Guitarra de Córdoba, donde va a mostrar las dos facetas de su biografía artística: ofrece un concierto el domingo 7 de julio en el Teatro Góngora e imparte un curso al día siguiente, lunes 8, sobre el Control corporal y emocional en un recital público. En su recital, la guitarrista tocará obras de Frederic Chopin, Manuel de Falla, Isaac Albéniz, Claude Debussy, Mario Castelnuovo-Tedesco, Francisco Tárrega, Miguel Llobet, Heitor Villa-Lobos y Roland Dyens.

De Margarita Escarpa destaca la revista Roseta (publicación de la Sociedad Española de Guitarra) su pertenencia a una generación de intérpretes que “han desarrollado de manera increíble no sólo la técnica guitarrística que heredaron de sus maestros, sino la propia manera en que ésta se concibe como instrumento principal en la búsqueda de coherencia musical, además del cuidado exquisito del sonido y el respeto a la hora de afrontar el estudio del repertorios, tanto el histórico como el de nueva factura”. La crítica y el público coinciden en destacar su sensibilidad artística y solvencia técnica, ambas guiadas por su amplia formación musical.

En 1992, la artista madrileña obtiene el Premio Extraordinario Fin de Carrera en el Real

Conservatorio Superior de Madrid, donde recibe las enseñanzas de importantes maestros. Poco después se licencia en Matemáticas en la Universidad Autónoma de la capital española. A lo largo de su brillante carrera ha obtenido dos premios nacionales y ocho internacionales, entre los que cabe resaltar el cosechado en el Concurso XX Solo Guitar Competition, organizado por la Guitar Foundation of America. Estos galardones y sus cualidades le han permitido participar regularmente en los más importantes festivales de Europa, Asia, Estados Unidos y Canadá, impartiendo cursos de perfeccionamiento y ofreciendo recitales. Esta actividad concertística la compagina con su labor docente como profesora en el Conservatorio Profesional de Música de Vigo. Por otro lado, como solista ha grabado cedés para RTVE, Ópera Tres, Naxos, La Má de Guido y GHA Records.

 

Rozalén: Cuando el río suena…

Teatro de la Axerquía (22:30 horas)

En el Teatro de la Axerquía, también por primera vez en el Festival de la Guitarra de Córdoba, la noche tiene como protagonista a Rozalén, considerada una de las artistas más personales y auténticas del pop español y, a la vez, una importante activista social que defiende con su música los derechos de las minorías y comunidades más desfavorecidas. La cantautora y compositora manchega presenta su último trabajo: Cuando el río suena…, en el que comparte experiencias personales e historias familiares y de su tierra transmitidas por su abuela. Es su tercer álbum y el más personal, asegura. En La Axerquía sonarán también temas de sus discos anteriores, Con derecho a… (2013) y Quien me ha visto… (2015).

El nuevo disco de Rozalén (Albacete, 1986) tiene como temas centrales el feminismo (La puerta violeta), el empoderamiento (Tu nombre), la memoria histórica (Justo, el hermano mayor de su abuela, desaparecido en la Guerra Civil), el celibato (Amor prohibido), la crisis de los refugiados (El hijo de la abuela), el amor (Antes de verte, un dueto con el artista argentino Kevin Johansen) y el desamor (La que baila para ti). Piezas con las que rejuvenece la canción de autor, gracias a su naturalidad y a su gran capacidad para contar historias tan personales que acaban siendo universales.

En la parte musical, Rozalén colabora de nuevo con Ismael Guijarro en la producción. Se trata de un trabajo ecléctico en el que tienen cabida desde el pop hasta el folk, pasando por la ranchera, una habanera y hasta el drum and bass. Como ella dice “es multicultural, sin prejuicios ni etiquetas”. El álbum incluye una versión de Volver a los 17, el clásico de Violeta Parra, “una de las autoras que más admiro y una de las canciones que más disfruto cantando, porque no hay que dejar de cantar las grandes canciones de la historia, para que no se pierdan”, afirma.

María Rozalén estudió Psicología en la Universidad de Murcia y tiene un máster en Musicoterapia. Desde muy pequeña cantaba las canciones que aprendía de su madre y su abuela, y desde los 7 años tocaba la guitarra y la bandurria en una rondalla de Albacete. Empezó a componer canciones a los 14 años, dio su primer concierto como cantautora a los 16 y desde entonces ya no ha parado de hacer ninguna de esas dos cosas. Su activismo frente a la desigualdad y las barreras sociales la ha llevado a actuar en todos sus conciertos acompañada por Beatriz Romero, intérprete de lengua de signos, de manera que su música se dirige a todo el mundo sin exclusiones. Por otro lado, el impacto de su trabajo hace ya tiempo que ha trascendido las fronteras de España, como lo demuestra la gira Cuando el río suena… y sus actuaciones en Argentina, Colombia, México, Perú, Chile…

En el escenario de La Axerquía, Rozalén estará acompañada por Ismael Guijarro (guitarra y percusión), Samuel Vidal (guitarra), Goyo García (bajo), Oliver Martín (guitarra eléctrica), Tete Moragón (batería) y Álvaro Gandul (acordeón).

 

Ciclo La Guitarra… Nuestro Patrimonio

Paco Cepero: Tradición – Madinat Al-Zahra (22:30 horas)

El ciclo La Guitarra… Nuestro Patrimonio continúa su andadura y llega a un enclave muy especial, el conjunto arqueológico de Madinat al-Zahra, declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad en 2018. La antigua ciudad omeya será por primera vez el escenario de dos conciertos del Festival, el primero de los cuales tiene como protagonista a un gran compositor y guitarrista flamenco: Paco Cepero. Bajo el título de Tradición, el artista jerezano ofrecerá un repaso por su carrera a través de un repertorio que incluye, entre otros palos, soleá, bulerías, seguirillas, alegrías, tangos y fandangos. Lo acompañan Paco León, segunda guitarra; Amalia Andújar, al cante; Carlos Merino, percusión, y Sofía Quarinci, violín.

Paco Cepero (Jerez de la Frontera, 1942) es sobrino nieto del cantaor José Cepero. Y tomó clases de guitarra con Javier Molina y Rafael del Águila. Debutó en 1955 y continuó su formación en las ventas con Tío Borrico, El Troncho, Terremoto, Sernita y Sordera, entre otros, hasta que en 1959 es contratado por La Paquera de Jerez y, en 1963, por Manolo Caracol para la inauguración de su tablao madrileño Los Canasteros donde coincidió con Melchor de Marchena, un gran maestro del que aprendió no ya falsetas, sino conceptos, hasta el punto de que cambió el carácter de su música.

Tocó con Camarón de la Isla en el tablao Torres Bermejas e inició en 1973 una nueva época con Turronero, en la que despertó el entusiasmo de los flamencos. Continúa su biografía artística secundando el cante de los más grandes, desde Antonio Mairena a Manolo Caracol, de Juan Talega a Lola Flores, Fosforito, Fernanda y Bernarda de Utrera, Beni de Cádiz o Camarón, entre otros muchos, sin olvidar a Chiquetete, a quien dio temas que revolucionan el mundo del flamenco. Entre las virtudes de su propuesta artística, la crítica destaca “el prodigio de su mano derecha, el pulgar, la melodía pegadiza, los cierres espeluznantes y el modo con que hace difícil lo que aparentemente resulta fácil, valores añadidos a la importancia del toque de Jerez que él representa”.

Como autor, Paco Cepero ha creado obras de concierto –Amuleto, De pura cepa, Abolengo, Suite Gades…- y ha compuesto temas para María Jiménez, Isabel Pantoja, Rocío Jurado o Julio Iglesias, así como varias marchas procesionales. Padre de su propia música, Paco Cepero es un creador infatigalble que tiene registrados más de 800 títulos y un compositor, dice un entendido, que “de tanto superarse a sí mismo, pisando sobre sus propias huellas, ha atisbado el más importante reto de un instrumentista: ponerle voz al futuro desde su propio pasado”.

Entre los innumerables premios que ha recibido están el Premio Manolo de Huelva de acompañamiento al cante y al baile, otorgado por el Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba, la Medalla al Mérito de las Bellas Artes, el VIII Premio Demófilo y la Medalla de Oro de Andalucía.