Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Redacción.- La selección española de judo ha conseguido dos medallas en los Juegos Mundiales de Ciegos-Torneo de Clasificación Paralímpica, que se están celebrando en Fort Wayne (Estados Unidos) entre el 2 y el 9 de julio. En total, han participado ocho judokas de la Federación Española de Deportes para Ciegos (FEDC).

La mejor actuación de la delegación española la protagonizó Sergio Ibáñez, que se colgó la medalla de plata en la categoría de menos de 66 Kg. El aragonés, que compite ahora en un peso superior, se impuso al mongol Chuluunsukh Galbadrakh, al kazajo Azamat Turumbetov (cuarto del ránking mundial de esta clase) y al georgiano Giorgi Gamjashvili (3º), y únicamente cedió con el también mongol Munkhbat Aajim (8º) en la final.

También en menos de 66 Kg., Daniel Gavilán se deshizo en primera ronda del británico Connah Anders, pero precisamente Aajim lo mandó a la repesca en cuartos. En ella consiguió derrotar al estadounidense Marlon López y al turco Recep Ciftci, pero Gamjashvili le impidió hacerse con el bronce y terminó quinto.

Más fortuna que su hermano mayor tuvo Álvaro Gavilán en menos de 73 Kg. Aunque cayó en cuartos de final con el ucraniano Rufat Mahomedov, pasó al cuadro de repesca en el que eliminó al portugués Djibrilo Iafa y al chino Puqy Wu. En el combate por el bronce superó al lituano Osvaldas Bareikis, que hasta ahora marchaba un puesto por delante del madrileño en el listado mundial.  En este mismo peso David García perdió contra el kazajo Temirzhan Daulet en su primer combate y contra el georgiano Bachuki Shelia en la repesca.

Borja Pahissa, por su parte, compitió en el peso masculino más ligero, el de menos de 60 Kg. El andaluz llegó a luchar por el bronce tras caer con el brasileño Thiego Marques en primera ronda y superar posteriormente al ucraniano Nykyta Omelchuk y al canadiense Justin Karn. Su verdugo en el último choque fue el kazajo Anuar Sariyev.

Quienes no pudieron entrar en la disputa por las medallas fueron Marta Arce, Abel Vázquez e Íñigo Gerbolés, que perdieron sus combates tanto en las primeras rondas como en la repesca.

La medallista paralímpica Marta Arce, que ha regresado a la competición y que actualmente ocupa el puesto 10 en el listado internacional de judokas de menos de 63 Kg., cayó en primera ronda con la china Yue Wang –que acabaría logrando la plata- y en la repesca tampoco pudo con la turca Duygu Cete.

Un resultado similar logró el sevillano Abel Vázquez (categoría de -81 Kg.), que cayó en la primera ronda con el brasileño Harlley Pereira, avanzó posteriormente un combate en la repesca ante el bielorruso  Allaksandr Kazlou, pero perdió después contra el británico Daniel Powell, quedando eliminado.

Íñigo Gerbolés (en -100 Kg.) perdió los dos combates que disputó: el primero contra el portugués Aliu Baio y en la repesca con el alemán Oliver Upmann.

En líneas generales España regresa con el objetivo cumplido de  sumar puntos en el ránking internacional que repartirá el año que viene las plazas para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020. Concretamente, este torneo concedía el máximo de puntos, junto con el Mundial de 2018, y muy por encima de las Copas del Mundo y los Europeos de esta temporada.

Junto a los judokas de la FEDC viajaron el seleccionador nacional, Alfonso de Diego, los técnicos Sonia Andonegui, Raúl Clemente y Javier Delgado, y el fisioterapeuta Alexis Cámara.