Javier Collado

Dobuss

La jovencísima jugadora estadonidense Cori Gauff, de quince años, ha irrumpido en el panorama tenístico mundial tras vencer en la primera ronda de Wimbledon a su compatriota Venus Williams por un doble 6-4 y se medirá en segunda ronda a la eslovaca Magdalena Rivalikova.

La número 44 del mundo se vio sorprendida por la joven jugadora y 313 del ránking WTA, 24 años más joven que ella y se despide del torneo británico al igual que la número dos del mundo Naomi Osaka.

Nadie la esperaba. Le tocó la primera cabeza de serie de la previa, la española Aliona Bolsova, y fue pasando rondas a contracorriente, a medida que en Roehampton, complejo donde se juega las clasificatorias, corría el rumor de que una chica de 15 años estaba jugando a buen nivel.

Entre sus seguidoras, la española Paula Badosa, que también se fue a vislumbrar si ese fenómeno del que todo el mundo hablaba era cierto. «Me gusta acercarme a ver a las tenistas que empiezan a destacar», explicó a Efe la neoyorquina nacionalizada española. Y la estadounidense ya destaca. Aterrizó en Wimbledon con 31 partidos en toda su carrera, contando los niveles desde ITF, y ya gracias a esta victoria subirá al puesto 215 de la WTA.

Es la tenista más joven de la historia en llegar a un cuadro final tras pasar la previa y desde este lunes la verdugo de Venus en Wimbledon. Amagó con asustarse tras apuntarse el primer servicio e ir ‘break’ arriba en el segundo. Venus recuperó la desventaja, pero con 4-4 Gauff volvió a romper y dispuso de tres bolas de partido al servicio. Todas desperdiciadas hasta que los nervios le abandonaron y cerró el encuentro con esta gran victoria.