Los puntos iluminados indican falta de oxigeno en las células, un indicador tumoral/ Imagen: USC.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Un equipo del Ciqus y del Cimus de la Universidade de Santiago y del Cica de la Universidade da Coruña ha desarrollo un biosensor que reproduce el mecanismo que activan las células tumorales cuando detectan bajos niveles de oxígeno. La investigación se ha publicado en la revista Scientific Reports.

El método permite que una vez se identifique la molécula se active un proceso de fluorescencia, lo que significa que se encenderá una luz una vez que se inicie un tumor. Las células necesitan abrir nuevos vasos sanguíneos para garantizar el suministro y poder sobrevivir. Y justo cuando empieza este proceso es cuando se podría advertir que el organismo está afectado por un tumor. Cuando esto ocurre el organismo emite una especie de alerta. Es emitida por una proteína, que en condiciones normales se degrada, pero que cuando empieza a faltar el oxígeno se estabiliza y aumenta su concentración en los tejidos.

 Detectarla a tiempo, por tanto, podría servir para el diagnóstico temprano del cáncer y para evaluar su agresividad, un pronóstico que se puede establecer en función de la capacidad de las células tumorales de abrir nuevas tuberías para acometer su invasión.

Los investigadores gallegos probaron los biosensores en el laboratorio, porque su aplicación en clínica aún está lejos. Porque para poder detectar la luz emitida por la proteína que delata la ausencia de oxígeno en el inicio de un proceso tumoral son necesarios dispositivos de imagen óptica funcional que todavía no se han desarrollado para su aplicación clínica, o al menos para la detección y seguimiento de la evolución del cáncer.