Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Alvaro Sánchez. La humanización es uno de los grandes retos y tareas que la gestión hospitalaria actual tiene asumido en el momento actual. Y más aún cuando se trata de pequeños.

Una acción que se he extendido en los últimos tiempos en muchos hospitales de nuestro país ha sido la donación por parte de entidades privadas y/o benéficas de vehículos eléctricos que puedan alegrar la estancia de los pequeños, o incluso en el momento de trasladarse a un quirófano.

Esta semana, los Hospitales Reina Sofía y San Juan de Dios de Córdoba han mostrado estos preciados nuevos juguetes de los que ya disfrutan los pequeños hospitalizados.

En Reina Sofía, la Fundación Albor por su proyecto ‘Rumbo a la aventura’ ha donado una moto y un coche para hacer más llevadero el camino de los pequeños pacientes de oncología radioterápica hacia su tratamiento, pruebas o intervenciones.

De la misma forma, en el Hospital San Juan de Dios, que ha puesto gran énfasis en el proyecto de humanización que viene desarrollando, y que en este caso, con en estos nuevos juguetes eléctricos, permitirá que los más pequeños hagan más llevaderas situaciones que pueden resultar complicadas

Ambas instituciones han agradecido a loas empresas donantes y a Fundación Albor este gesto solidario