Imagen ilustrativa de un niño junto a una bicicleta/ Imagen: PIXABAY

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Daniel Castaño, trabajador de la empresa aeronaútica Airbus, ha conseguido llevar a cabo un proyecto solidario de la obtención de 55 bicicletas destinadas a los niños de un pueblo senegalés en la región de Fatick, Senegal (África). A través de la ONG Bicicletas sin Fronteras, la organización impulsaba el desarrollo local y educativo del sector construyendo un parking y un taller de bicicletas habilitado en la escuela en Fimela. Medida que no solo fomenta el progreso sino también disminuye los 168 millones de niños que son víctimas del trabajo infantil en todo el mundo.
Avance e inversión en una mejor calidad para los menores que cubrirá la totalidad de costes de compra, logística, distribución y mantenimiento de las bicicletas entregadas al centro educativo. Para ello, empleados de la empresa Airbus realizaron la ruta entre la factoría de San Pablo y la de Getafe, en Madrid en la que el vencedor y apto de la misma fue Daniel Castaño, que declaraba haber «superado 5.800€ de donaciones» provenientes de toda la geografía nacional.
Con ello serán 152 bicicletas las que aterricen en Senegal, superando las 55 que estaban previstas: 74 obtenidas por medio de donaciones, cifra idéntica a la aportada por Airbus y las cuatro que entrega el grupo Facility y con el que el protagonista asegura haber «logrado el objetivo».