Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Redacción.- La Junta de Andalucía, a través de la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía (ESPA), y la Unidad de la Policía Adscrita ha organizado una jornada formativa dirigida a miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y personal civil que realice funciones de presidente y delegados de autoridad en espectáculos taurinos en la provincia de Córdoba. Este encuentro, que se está celebrando en todas las provincias andaluzas, ha tenido como escenario la Comisaría de la Policía Autonómica de Andalucía en Córdoba.

El delegado del Gobierno en Córdoba, Antonio Repullo, ha participado poniendo de manifiesto el apoyo del Gobierno andaluz a la tauromaquia, así como la necesidad de aumentar los conocimientos de todos los que participan de una manera u otra en la celebración de los festejos taurinos de la provincia de Córdoba.

Repullo ha ofrecido toda la colaboración de la Delegación del Gobierno ya que «a los festejos taurinos hay que dotarles de toda la formación suficiente y de la importancia que tienen, pues es imprescindible que todos los ciudadanos conozcan la profesionalidad que hay en todos los que participan en la organización de un festejo de estas características».

En esta jornada, en la que han participado miembros de la Guardia Civil, policías nacionales, policías autonómicos, policías locales, presidentes de plazas y otros funcionarios, se pretende mejorar la capacitación de los asistentes en sus respectivas localidades.

El delegado ha puesto de manifiesto la responsabilidad «que tenemos como competentes en materia taurina la Consejería y las delegaciones del Gobierno en cada provincia». «Por ello debemos propiciar la formación pertinente y necesaria para que todas las personas que intervienen en un festejo dispongan de esa información, tan necesaria para que todo se lleve a cabo sin problemas», ha añadido.

Antonio Repullo ha explicado que «la persona que preside un festejo taurino está realizando un acto administrativo, en todo momento, por lo que tiene una gran responsabilidad en torno a todas las actividades que lleva a cabo». El delegado ha destacado, igualmente, el «alto grado de responsabilidad» de los delegados de Autoridad, porque «son ellos los que tienen que velar por todos.  «Son los que dirigen y organizan la seguridad en el callejón y, en ocasiones, se enfrentan a grandes dificultades», ha añadido.

Todo esto conduce, según Antonio Repullo, a la necesidad de «coordinación entre los diferentes cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado con el presidente y todas personas que se implican en el festejo taurino».

El delegado también ha declarado que «en muchas ocasiones, desde el propio sector de la tauromaquia se pide una uniformidad de criterios y homogeneización de las acciones, para evitar duplicidades e incrementar la eficacia, lo que se puede conseguir gracias a la formación y la reciprocidad entre la formación y la experiencia de cada uno de los intervinientes en los festejos. Experiencia que han adquirido a lo largo de los años en los que han ejercido».