Adentity

banner-cordoba-digital

Bebrand

Julia Hawkins es el claro ejemplo de que los sueños no tienen edad. Apodada ‘Huracán’, empezó a correr cuando cumplió los 100 años. «Sería curioso correr los 100 metros lisos a los 100», decía.

Eso llegó después de haber competido también sobre una bicicleta durante buena parte de su vida. En 2018, batió el récord de tiempo de los 100 metros lisos en su grupo de edad, una marca que no ha conseguido bajar este año.

Pese a ello, esta madre de cuatro hijos, abuela de cuatro nietos y bisabuela de otros cuatro bisnietos, se muestra contenta por haber vuelto a correr, lamentando no batir su récord: «No sé si será porque soy más mayor… o quizás sea la atmósfera». Su logro más reciente ha llegado en los Juegos Nacionales para atletas senior, repitiendo el doblete que ya logró en 2017 de nuevo en 2019, esta vez en Albuquerque.

Esta mujer de 103 años cuenta que su secreto es «mantenerse ocupada» y «no dejar de moverse». Su marido le tuvo que hacer una caja especial para guardar todas las medallas que ha logrado conseguir tanto corriendo como en ciclismo. Una historia de superación que demuestra que el deporte no tiene edad.