Imagen: Vaya Noticia.

Dobuss

Bebrand

La joven Kinga Wawro de 19 años nació sin antebrazo derecho, pero esta condición no ha hecho que arroje la toalla. Su sueño desde pequeña es ser mecánica de coches en Polonia. Ahora puede alcanzarlo gracias a la solidaridad de sus compañeros de clase, quienes le han fabricado una prótesis. Asimismo fueron ellos quienes la diseñaron e imprimieron en 3D.
El dispositivo cuenta con linterna e imanes para sujetar tornillos y de esta manera fijarlos a los vehículos. Gracias a este objeto y a los ánimos de sus amigos ha aprobado los exámenes prácticos de la academia a la que acude. Tan solo está a un paso de convertirse en mecánica y así cumplir su sueño.